Montag, 23. Oktober 2017

El Comunero informa desde Colombia: PROTESTA CAMPESINA ES REPRIMIDA A BALA POR LA POLICÍA

PROTESTA CAMPESINA ES REPRIMIDA A BALA POR LA POLICÍA


1
Mañana del día 5 de octubre, zona rural del municipio de Tumaco, frontera con Ecuador; se entabla una discusión entre policías antinarcóticos que están allí para erradicar por la fuerza los cultivos de coca y un grupo de líderes campesinos que representan a más de 1000 campesinos que se encuentran concentrados desde el 29 de septiembre manifestándose en oposición a la erradicación forzada de sus cultivos y que reclaman por el incumplimiento del gobierno frente a las alternativas económicas que éste había prometido que daría hace meses, para que los campesinos sustituyeran voluntariamente los cultivos de coca y amapola.
De repente un oficial de la policía antinarcóticos hace un gesto con su brazo e inmediatamente se oye el traqueteo y el zumbido de las ráfagas de fusil. Los campesinos corren como pueden en todas direcciones por el pantanoso bosque, pero algunos de ellos son alcanzados por las balas asesinas: hay varios muertos y muchos heridos. En medio de la balacera, otros campesinos tratan de socorrer a los que han caído heridos. Reina la confusión, una mezcla de rabia y tristeza se apodera de aquellas gentes trabajadoras.
Horas más tarde el balance de la comunidad es trágico: 6 campesinos han sido asesinados, 20 se encuentran heridos, algunos desaparecidos. Todas las versiones de los campesinos concuerdan: la policía antinarcóticos disparó contra los campesinos desarmados.
2
Un campesino dice: “Ellos nos comenzaron a disparar sin ningún motivo, sin ninguna razón. Los policías nos dispararon a nosotros, los campesinos, a los mediadores, a los que estábamos bregando a mediar para que viéramos a ver como organizábamos lo de la erradicación. Nosotros queríamos que nos dieran siquiera ocho días para ir a Tumaco, a ver cómo organizábamos”.
Esta versión contrasta con la que, también horas más tarde, entregan las fuerzas armadas y el gobierno. Estos acusan de la masacre a una disidencia de las Farc que, según ellos, lanzó “al menos cinco cilindros bomba contra los integrantes de la Fuerza Pública y contra la multitud, que se encontraba en el lugar, y luego atacaron con fuego indiscriminado de fusiles y ametralladoras a los manifestantes y a las autoridades”. Al día siguiente de la masacre el presidente Santos asegura que “nuestra Fuerza Pública no dispara contra civiles”.
3
Tarde del domingo 8 de octubre. Una comisión de verificación (gobernación de Nariño, organizaciones de derechos humanos, ONU, OEA y periodistas) acuerda con policías en la zona su ingreso al lugar de la masacre, pero cuando se acercan al sitio son recibidos por el ESMAD con una granada de aturdimiento; el grupo grita “no disparen, somos civiles” y la respuesta ahora son disparos de arma de fuego, por lo que el grupo atemorizado es obligado a salir corriendo cuesta abajo. La guardia indígena llega en ayuda del grupo para guiarlos en su salida de la selva. Los campesinos que esperaban afuera solo decían: “Si eso les hacen a ustedes, imagínense a nosotros”.
Las evidencias demuestran que la versión real proviene de los campesinos: la Defensoría del Pueblo ha recogido testimonios de los pobladores que estuvieron presentes y todos aseguran que “fueron atacados con arma de fuego por la Policía antinarcóticos y que no hubo intervención de grupos armados ilegales (disidencias de las Farc) ni tampoco se registró el lanzamiento o activación de cilindros bomba o los denominados ‘tatucos’, contrario a lo informado por las autoridades”.
Además, Medicina Legal confirmó que los campesinos fueron asesinados con disparos de fusil; en el terreno no hay rastros de explosiones y ningún campesino tiene esquirlas en el cuerpo. Asimismo, es inconsistente plantear que era un ataque contra la policía pues no hubo ningún herido de parte de esta.
4
Como si fuera poco, los campesinos aseguran que las fuerzas armadas están borrando las pruebas: talan los árboles en que impactaron balas, tapan los rastros de sangre, etc.
Los campesinos, con profundo dolor en el alma, lloran y entierran a sus muertos, curan a sus heridos, pero su lucha continúa, porque en aquellos pueblos de inmensa pobreza (84% en Tumaco), para muchos campesinos, no hay otra alternativa hoy para sobrevivir que cultivar o raspar coca, y el gobierno, aunque sigue prometiendo alternativas económicas al campesino, lo único que lleva a estas zonas es represión y genocidio.

Las causas de la lucha de los campesinos cocaleros

Este último capítulo de la ya larga batalla entre los campesinos cocaleros y las fuerzas armadas del gobierno viene desde hace algunos meses cuando los campesinos decidieron concentrarse y salir a protestar. Meses antes, en un enfrentamiento entre campesinos y fuerza pública murió un agente del ESMAD, en otro la comunidad retuvo y desarmó a varios policías antinarcóticos, en otros la policía ya había matado campesinos. El abandono y la represión del gobierno contra los campesinos cocaleros no es un caso aislado, es política de Estado; la rebelión del pueblo se justifica.
La causa inmediata de las últimas confrontaciones ha sido el intento del gobierno de erradicar por la fuerza los cultivos de coca, incumpliendo los compromisos que había adquirido de dar alternativas económicas a los campesinos para que sustituyeran estos cultivos. Estos compromisos hacían parte del acuerdo de paz con las Farc, pero como lo han mostrado los hechos, este acuerdo se redujo a desarmar la guerrilla y abrir la puerta de entrada de los altos mandos guerrilleros a la politiquería, a la repartija de puestos burocráticos para la cúpula guerrillera y a amnistiar a los promotores del paramilitarismo y del genocidio de las fuerzas armadas. A los mandos medios y combatientes de la guerrilla les dieron unas migajas para engañarlos con el proceso, pero una vez entregaron sus armas, ni esas engañosas migajas les están cumpliendo.
5
Pero este conflicto tiene otras causas más de fondo: en primer lugar, buena parte del campesinado colombiano se ve obligado a cultivar la coca o a jornaliar como raspachín (cosechador de hoja de coca), pues en estas regiones los demás cultivos son o muy poco rentables o hasta económicamente inviables debido a la baja fertilidad de la tierra, la precariedad de las vías de comunicación para comercializar los productos, el dominio de gamonales armados que imponen su ley, etc. El campesinado está concentrado en esas zonas porque los terratenientes son dueños de las mejores tierras en el país. Así, el problema de la coca es expresión del problema fundamental de la sociedad colombiana, del problema de la tierra: mientras millones de campesinos carecen de tierra o se ven marginados a minifundios en estas regiones montañosas apartadas, una minoría de terratenientes posee las tierras más fértiles, planas y cercanas a las ciudades.
En segundo lugar, los gringos han ordenado al gobierno colombiano llevar a cabo a como dé lugar la erradicación forzada de cultivos ilícitos, bajo amenaza de “descertificar” al país, de recortar las “ayudas” para las fuerzas armadas colombianas. Los gringos mandan y los gobernantes del país obedecen por encima de la vida del pueblo colombiano. Esto es así porque, a pesar de que el pueblo hace más de dos siglos luchó y nuestra nación conquistó la independencia de España, muy pronto se vio sometida al dominio de los ingleses y en el siglo XX al de los gringos, convirtiéndose en una semicolonia, esto es, un país formalmente independiente (con Estado propio) pero sometido al dominio económico, político y militar del imperialismo, principalmente yanqui.
Mientras los campesinos carezcan de tierra para trabajar, mientras el país siga sometido a la dominación del imperialismo (y sus perjudiciales políticas como son: TLCs, Plan Colombia, impulso del paramilitarismo, etc.), el campo seguirá en el atraso y la pobreza, los campesinos en estas regiones seguirán obligados por la necesidad a sembrar y raspar cultivos de coca.

¿Qué camino tomar?

Como la evidencia se hizo inocultable y la presión de la opinión pública crecía, el gobierno no pudo seguir atribuyendo la masacre de campesinos a grupos armados al margen de la ley; destituyó a unos cuantos policías y retiró más de 100 de ellos de la zona para calmar la opinión pública y la ira creciente del campesinado.
6
Pero las causas del problema -anteriormente mencionadas- son profundas y no pueden ser solucionadas por un Estado que acata obediente el mandato del imperialismo y que defiende los intereses de los terratenientes. El gobierno de turno, cualquiera que sea, continuará la destrucción de los cultivos de coca sin dar ninguna alternativa a los campesinos, seguirá persiguiendo y asesinando a los cocaleros acusándolos de traficantes, terroristas, etc. El juicio a uno u otro agente de policía no solucionará el problema; el gobierno acude a esto para limpiar su imagen y negar su responsabilidad tanto en el mantenimiento del problema como e la masacre campesina.
El gobierno de Santos y los falsos líderes del pueblo siguen tratando de adormecer al pueblo con sus discursos de paz, pero una vez más se confirma que la paz de los de arriba es la guerra contra los de abajo y que una verdadera paz solo se construirá desde abajo con organización, lucha y poder popular.
Con esta masacre el gobierno pretende atemorizar a los campesinos para que desistan de su lucha. Los movimientos revolucionarios de obreros y campesinos, de los intelectuales del pueblo, decimos a nuestros hermanos campesinos de Tumaco que su dolor es nuestro dolor, y su ejemplar lucha combativa es nuestra lucha y la apoyamos con firmeza.
Que todos los campesinos sin tierra o con poca se unan para defender por la fuerza sus derechos y tomar lo que les pertenece: todas las tierras de los terratenientes.
¡Frente a la masacre de los campesinos, organizar la rebelión contra los asesinos!
¡Tomar todas las tierras del latifundio! ¡Tierra para quien la trabaja!
¡La paz de los ricos es guerra contra el puebl

El comunero informa desde Colombia:Estudiantes marchan por mayor financiación de la educación

Estudiantes marchan por mayor financiación de la educación


El pasado 12 de octubre, estudiantes de diferentes Universidades Públicas del país marcharon para defender el derecho a la educación. En sus consignas y pancartas exigen tanto mayor financiación del Estado como el desmonte de políticas que llevan los recursos públicos hacia las universidades privadas, como es el caso del programa “Ser pilo paga”. Cuestionan que mientras en las Universidad públicas cada año se profundiza el déficit presupuestal, el Estado le entrega grandes cantidades de dinero a las universidades privadas, recursos que podrían entregarse a las públicas y resolver el déficit de éstas. En la ciudad de Medellín, los jóvenes deseosos de elevar la contundencia de la protesta, intentaron ingresar por la fuerza al Centro Administrativo La Alpujarra lo cual ocasionó enfrentamientos con las fuerzas de represión estatal, varios jóvenes fueron detenidos y otros tuvieron heridas leves en su cuerpo.
Al final de la jornada algunos jóvenes realizaron un balance de la movilización en el cual se presentaron diferentes posturas, por un lado algunos criticaron a quienes intentaron ingresar por la fuerza a La Alpujarra, señalando que “no habían condiciones”. Otros estudiantes resaltaron como principal la combatividad y el espíritu de los jóvenes por realizar una protesta más contundente, es decir señalaron como positivo el intento por ingresar a la fuerza, y como secundario la falta de preparación que se tenía para resistir la represión de la policía.
Al respecto uno de los estudiantes participantes de la movilización planteó: “Este debate pone en evidencia varios elementos importantes: 1- la protesta, si quiere cumplir su objetivo de luchar, de exigir los derechos, tiene que desbordar los limites de lo permitido por el viejo orden, de lo contrario no pasará de ser una mera movilización que no perjudica en nada, o en muy poco, los intereses de las clases dominantes; 2- al desbordar los limites de la legalidad burguesa, se presentarán dos tendencias: quienes rechazan las vías de hecho y proponen mantener la lucha en el estrecho marco de lo legal, y aquellos que quieren ir más allá, pues comprenden que sólo así se pueden conquistar los derechos; 3- toda lucha exige, si realmente se quieren conquistar los derechos del pueblo, utilizar las vías de hecho, pues la experiencia muestra que nunca, algún sector en lucha como por ejemplo los campesinos, obreros, los venteros, etc., han conquistado alguna reivindicación importante si no es tomando por la fuerza y defendiendo por la fuerza los derechos.”
A continuación un reportaje gráfico de la movilización realizado por el equipo de El Comunero.
























 

A NOVA DEMOCRACIA BRASIL: Campesinato e a Revolução Democrática

 


A- A A+


Nas cinco últimas edições do AND tratamos, respectivamente: da necessidade da Revolução Democrática; do Estado necessário para servir ao povo; da revolução como exercício da justa violência numa guerra justa para conjurar a guerra imperialista e pôr fim à guerra civil reacionária; e do papel de cada uma das classes revolucionárias neste processo. Concluímos este conjunto de textos tratando sobre o papel do campesinato na revolução democrática, completando com a classe operária e a pequena burguesia as forças mais interessadas nesta revolução. A média burguesia (genuína burguesia nacional) também compõe estas forças, mas por seu duplo caráter e vacilação, deixaremos de abordar o seu papel neste momento e o faremos quando as contradições resultantes da situação revolucionária em desenvolvimento assim exigirem.
Ellan Lustosa/AND

Camponeses lutam para tomar todas as terras do latifúndio
Secular contradição
Quando os europeus invadiram nosso continente e reivindicaram o domínio sobre o território, surgiu a contradição entre conquistadores, por um lado, e a resistência indígena, por outro. No Brasil, como desdobramento desta contradição, surge uma outra, caracterizada pela implantação da monocultura lastreada pelo monopólio da terra, o trabalho escravo dos africanos e descendentes, dando origem à contradição entre senhores de terra escravocratas e escravos, por um lado, e por outro entre latifúndios e campesinato.
No transcurso dos séculos, a princípio, as capitanias hereditárias, as sesmarias e grandes possessões de terra (séculos XVI, XVII e XVIII) e a Lei de Terras (século XIX) deram forma ao monopólio da terra, enquanto que a defesa das áreas indígenas, os quilombos e as posses de camponeses pobres conformaram o outro lado da contradição.
Desde a resistência indígena, o antagonismo foi a marca deste processo desenvolvido sob a mira e fogo da espingarda, da baioneta e do fuzil nas mãos de capangas ou agentes da metrópole colonial e do Estado, seja em sua forma imperial ou republicana, nestes casos tendo as polícias e forças armadas como o gendarme do latifúndio.
Episódios marcantes em nossa história, como as guerras de Canudos, Contestado, Porecatu, Caldeirão, Pau de Colher, Trombas e Formoso – para citar os mais conhecidos levantamentos camponeses do período da República – atestam bem esta característica do Estado brasileiro como instrumento de dominação das oligarquias latifundiárias em aliança com uma grande burguesia, ora compradora, ora burocrática, a serviço seja do colonialismo português ou inglês, seja do imperialismo, principalmente ianque.
Todas estas guerras injustas desencadeadas pelo latifúndio tiveram que enfrentar a heroica resistência dos camponeses que se levantaram em armas, travando a guerra justa contra seus opressores.
O capitalismo burocrático atrasado do país resulta do processo em que uma economia de capitalismo tardio, semicolonial e semifeudal, impulsionada a partir do século XX pelo capital financeiro, inicialmente inglês e depois principalmente ianque, consolidou um Estado burocrático-latifundiário que aplastou a ferro e fogo todas as tentativas de uma revolução democrático-burguesa, que liquidasse essa base podre, e consequentemente o monopólio da terra, instalando uma verdadeira república democrática, libertando o desenvolvimento das forças produtivas.
Os sucessivos “governos” e regimes não podiam mais que expressar os interesses de latifundiários e grandes burgueses, todos aliados e a serviço do imperialismo. Assim prosseguiu o mesmo regime de relações de propriedade da terra nos governos da chamada Velha República, atados ao imperialismo inglês, nos “governos” de Getúlio Vargas com seu Estado Novo fascista ligado à Alemanha nazista, como também nos chamados “governos democráticos” do pós-guerra de Dutra, Getúlio, Juscelino e Jânio, já sob o domínio ianque. O próprio “governo” de Jango, que prometia “reformas de base”, não fez mais que anunciar reforma agrária em pequenas faixas de terras públicas.
Já o regime militar-fascista, surgido do golpe de Estado realizado pelos generais e patrocinado pelo USA, promoveu um salto na penetração do capitalismo burocrático no campo, através de agências estatais como Sudene, Sudam e congêneres. Estas realizavam empréstimos a quem possuísse grandes quantidades de terra no objetivo de desenvolver projetos agropecuários. Assim latifundiários e capitalistas, inclusive estrangeiros por meio de testas-de-ferro, desencadearam uma guerra sem quartel contra posseiros e pequenos proprietários, para se adonarem de vastas extensões de terras, registradas sob falsas escrituras e, com isso, alavancaram elevadas quantias em financiamentos, quase sempre desviados para atividades especulativas, o que só fez aumentar a concentração da terra, além de incorporar terras públicas a grandes grupos nacionais e estrangeiros.
Uma classe revolucionária
Após o regime militar-fascista, a alternância entre gerenciamentos reacionários e oportunistas só contribuiu para a concentração da terra e legalização do apossamento de terras públicas pelo latifúndio, seja na sua forma tradicional improdutiva, seja na “moderna” com a nova roupagem do agronegócio. Modelo este que reserva às classes dominantes uma ilha de prosperidade, à custa da miséria a que são submetidas as massas trabalhadoras do campo e da cidade e a preservação do atraso e subjugação nacional.
Conteúdo exclusivo para assinantes do jornal A Nova Democracia
Como vimos no texto A Classe operária e a Revolução Democrática, só o proletariado, por se tratar da última classe da história, tem condição de exercer a direção em todos processos revolucionários até o comunismo. No caso da Revolução Democrática, o proletariado é chamado a dirigir o campesinato, que é a força principal nesta revolução. Evidentemente, o mesmo se aplica à guerra agrária.
Vale salientar que o campesinato se divide em camponeses ricos, médios e pobres. Os camponeses pobres, por seu turno, dividem-se em camponeses pobres sem terra ou com pouca terra. Logicamente os mais interessados na Revolução Agrária são os camponeses sem terra e com pouca terra, portanto, os mais revolucionários e decididos em fazer a guerra camponesa para tomar as terras do latifúndio.
Na conformação da aliança operário-camponesa, os revolucionários proletários devem concentrar suas atividades em mobilizar, politizar e organizar essas camadas mais pobres do campesinato, embora, não deixando de incorporar as demais, às quais deverão ser contempladas no programa da Revolução Agrária.
A Revolução Agrária é parte inseparável da Revolução Democrática e Anti-imperialista que abrirá o caminho para a Revolução Socialista e ao Comunismo e, como tal, a sua etapa é base para as demais. A memória e ressentimentos da exploração e opressão seculares do campesinato forjou nele um potencial revolucionário capaz de levantar poderosas labaredas, que unidas à luta revolucionária das massas proletárias e da pequena burguesia urbanas, como frente única, sob a direção do partido revolucionário do proletariado, consumirão junto com o latifúndio a velha ordem de exploração dos trabalhadores e da subjugação nacional.


PERÚ: RESULTADOS DE 37 DÍAS DE HUELGA MÉDICA

Como estan amigos y cc. se les envia algo sobre la lucha que desenvolvieron los Mèdicos del Perù y algunos logros que publicaron en los hospitales la Federaciòn Mèdica del Perù, publicar siempre viendo que las experiencias de la lucha sirva a los gremios y sindicatos clasistas , hoy que el SUTEP y otros organismos de Frente estàn infestados y pulula el oportunismos de derecha e izquierda, como son los traidores del CEN-patria rota,puka llactas, Movadef, fuddep,etc, que se prestan para elecciones regionales, distritales y municipales para recambio de autoridades pueriles y traficantes de drogas para seguir explotando y adormenciendo al pueblo.
 
 
 Màs aùn, la llegada del Papa para Enero pròximo, es usada por este gobierno genocida,fascista y vendepatria de P.P. Kuczinski, en alianza con los partidos del aprismo y fuerza popular y en complicidad con otros llamados independientes, que se venden al mejor postor o se cambian de bancada, para defender sus intereses y sistema podrido hasta el tuètano.
 
Situación actual de este gobierno, como del anterior, es que está intentando utilizar la Educación peruana, como instrumento contrasubversivo contra el proletariado y el pueblo, para forjar una sociedad a su imagen y semejanza, con su ideología feudal, capitalista burocrática e imperialista, es decir con ideología reaccionaria, con esas currículas escolares y universitarias (donde hace tiempo volarón materialismo dialéctico e histórico)… Desata una ofensiva fascista para recuperar posiciones en la educación peruana… así vemos: con su ley de carrera pública magisterial y nueva nefasta reforma Magistrial, ley universitaria y la serie de proyectos para penar y reprimir más a los jóvenes.
Por eso, corresponde mover a los mas pobres. A los obreros, maestos y demás trabajadores clasistas, por eso vamos a esos sindicatos y participamos de sus luchas, persiguiendo defender siempre los intereses de la mayoría del pueblo dentro de las cosas que ellos plantean, dentro de los objetivos de la institución o sindicato, porque de otra manera no se puede hacer, porque no se puede ir a cambiar asi de repente.
 
Luchamos por unir a los que piensan con un sentido clasista, y entonces en las reuniones o asambleas se plantea lo mas conveniente y llevándolas a que se asuma. Que se concreta por ejemplo en una plataforma de lucha, con sus formas de lucha, desarrollo, etc., como se vio por ejemplo en una de las últimas huelgas; pero después no las cumplen, allí se exige balance y se desenvuelve enjuiciamiento, éste hay que ir profundizando, para ir denunciando a quienes dicen asumir pero no cumplen como debe ser, es decir a quienes no siguen una línea de clase.
 
 Es lucha que demanda esfuerzo, con recaídas y tener que comenzar de nuevo. Este proceso hay que desarrollarlo hasta que queden bien desenmascarados, para que la dirección de esos sindicatos la ejerzan los miembros clasistas, para desenvolver el organismo en función del pueblo para que no sirvan a la reacción, para que sirvan al interés de la clase.
 
Nos toca  seguir bregando por imponer “una línea de clase en el movimiento obrero, estudiantil o magisterial”; por ejemplo, “por una línea de clase en el movimiento obrero” quiere decir que se imponga la línea proletaria, la línea clasista, sobre las demás líneas ya que un sindicato existen revisionistas y oportunistas (movadef, patria roja, PC unidad, pukallactas, apristas, fujimoristas, etc.), y la gran masa.
 

Saludos ...para todos uds. y cada organizaciòn que trabajan y se unen al a voz de luchar por una línea de clase en el movimiento popular!
 
Para Ustedes este cartel del gremio medico, que constituye un informe del resultado de la huelga que llevaron por más de 37 días en las diferentes regions del país
 
 

Lima, octubre de 2017

Freitag, 20. Oktober 2017

MEXICO: CORRIENTE DEL PUEBLO SOL ROJO DE OAXACA INFORME DE LA JORNADA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO


Blog marxista-leninista-maoista al servicio de los trabajadores y los pueblos. ¡Somos la chispa que enciende la pradera!
 
miércoles, 18 de octubre de 2017
 

INFORME DE LA JORNADA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO

 


miércoles, 18 de octubre de 2017

INFORME DE LA JORNADA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO

 Los pasados 16 y 17 de Octubre desarrollamos nuestra JORNADA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO en donde exigimos la destitución inmediata e incondicional de Arturo Peimbert Calvo como titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, por su actitud rastrera y cómplice en la violación a los derechos de los pueblos que defienden con lucha clasista y organización combativa su tierra, territorio, recursos naturales, derecho a la vida, a la educación, a la autodeterminación, al trabajo y a la no discriminación.

 Esta jornada de lucha ha sido desarrollada bajo tres ejes de acción:

Actuar con energía y combatividad.

Actuar con desprecio al enemigo de clase.

Actuar con rapidez y movilidad.

 Los contingentes SolRojistas han avanzado por la ciudad de Oaxaca con movilizaciones de masas durante al menos dos días consecutivos, poniendo por delante nuestra consigna: ¡Colocar el maoísmo al frente de las luchas del pueblo!

 

Era claro que ante la actitud resuelta de nuestras bases, al dar cumplimiento a los tres ejes de acción descritos, los medios de comunicación al servicio del viejo estado, han tratado de denostarnos señalándonos de “bárbaros, radicales, violentos”.

 

Los medios que aseguran esto, son los que callaron nuestra voz de denuncia el pasado 25 de Septiembre cuando en conferencia de prensa exigimos la destitución de Arturo Peimbert como titular de la DDHPO.

 

Los medios, igual que Peimbert, también están pagados por el viejo estado. ¡Nada de ellos nos sorprende!

 

Pero al proletariado y los pueblos de Oaxaca les explicamos el porqué de nuestra actitud enérgica.

 

Camaradas hermanos de clase:

 

¿No es violencia aquella que se ejerció contra nuestros compañeros triquis en el desplazamiento forzado a manos de grupos paramilitares donde no sólo perdieron su territorio sino también la vida, no es violencia la que todos los días viven nuestros compañeros de San Blas Atempa por parte del viejo estado y las transnacionales solo por oponerse a ser despojados de sus tierras, no es violencia aquella que el pueblo trabajador sufre en carne propia con el mísero salario, viviendo en condiciones paupérrimas, sin derecho a quejarse pues es despedido?

 

La discriminación, la exclusión de género, la cárcel y la muerte por motivos políticos, ¿no son violencia?

 

Eso y cada uno de los derechos pisoteados que se han ganado con sudor y sangre obrera son la verdadera violencia. Violencia de clase burguesa contra las masas populares. Terrorismo de estado.

 

¿Respeto? Nos piden respeto a los desplazados, a los despojados, a las viudas y huérfanos, a los torturados, a los sin techo, a los detenidos, a los campesinos pobres, a los desaparecidos, a los masacrados, a los que no tienen nada que perder salvo sus cadenas.

 

No, no tenemos respeto hacia este capitalismo burocrático, comprador y semifeudal que nos explota, nos oprime, nos despoja, nos violenta, nos empobrece y nos deshumaniza. Esto solo nos llena de rabia para seguir organizándonos y arrebatarles sin respeto alguno el poder a quienes nunca nos respetarán. Y como ya lo dijo el gran Lenin, hay que ser tan radicales como la realidad misma, seremos nosotros, los más pobres de entre los pobres, los que ejerzamos esa misma dosis de violencia revolucionaria contra quienes nos han violentado.

 

Es así que la Corriente del Pueblo Sol Rojo no sólo se instala en plantón en el zócalo oaxaqueño sino que seguiremos el día de hoy con nuestra jornada para denunciar todas las injusticias que viven nuestra comunidades, para exigir la salida de Arturo Peimbert de la DDHPO y para educar al pueblo trabajador en la consigna ¡la rebelión se justifica!

 

En próximas fechas conmemoraremos el Centenario de la Revolución Socialista de Octubre como una tarea ineludible por ser ésta la revolución victoriosa que inaugura la época de las revoluciones proletarias y luchas de liberación de los pueblos oprimidos justamente en lucha contra el capitalismo en su fase superior: el imperialismo.

 

Siendo también una tarea de corte internacionalista que tenemos todas las organizaciones marxistas-leninistas-maoístas que conformamos el Movimiento Comunista Internacional.

 

Seguiremos en el arduo camino de la lucha popular con la consigna de no ceder ante el viejo estado, de ser incontenibles en el despliegue de fuerzas, de no bajar las banderas ante ninguna circunstancia, ser implacables contra el revisionismo, el oportunismo y el cretinismo parlamentario, en cumplimiento a nuestras consignas y espíritu de servir al pueblo de todo corazón.

 

¡Fuera Arturo Peimbert Calvo de la DDHPO por ser un instrumento servil y personero del viejo estado!

¡Cumplimiento de las medidas cautelares!

¡Alto al desplazamiento forzado y el despojo de tierras comunales!

 

¡Salvo el poder, todo es ilusión!

¡Somos la chispa que enciende la pradera!

¡Con el Sol Rojo el pueblo vencerá!

¡Que los trabajadores gobiernen la patria!

 

CORRIENTE DEL PUEBLO SOL ROJO

 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 


 

 

 

CORRIENTE DEL PUEBLO SOL ROJO

BRASIL: LIGA DOS CAMPONESES POBRES - NORDESTE: ACTO EN DEFENSA DE LA JUSTA LUCHA POR LA TIERRA


Georges Abdallah : Toutes et tous à Lannemezan samedi 21 octobre !

 


 
 
Georges Abdallah : Toutes et tous à Lannemezan samedi 21 octobre !


Georges Ibrahim Abdallah entrera le 24 octobre dans sa 34e année de détention !

Arrêté en 1984, puis condamné à perpétuité pour complicité dans des actes de résistance revendiqués par les FARL, alors que son pays était occupé par les troupes sionistes, notre camarade Georges Ibrahim Abdallah, âgé de 33 ans lors de son arrestation, aura passé autant d’années dedans que dehors, sans jamais renier son engagement politique.

Que toutes celles et ceux qui comme nous, sont aux côtés des peuples en lutte, au côté de la résistance palestinienne, qui combattent le capitalisme, l’impérialisme, le sionisme, le colonialisme, se joignent à nous dans l’exigence de sa libération.

Venez nombreux et nombreuses samedi prochain, devant la prison de Lannemezan (Hautes Pyrénées).

La manifestation partira de la gare à 14h pour aller devant la prison.

Cars et covoiturage partiront de Paris, Toulouse, Marseille, Pau, Tarbes…et d’autres villes encore.

A Paris, rendez-vous vendredi 20 octobre, à 21h, au pied de la statue de la République, pour un départ en car à 22h. Retour à Paris dimanche vers 6h.

Vous n’avez pas encore réservé votre place ? Faites-le vite !

Contact : campagne.unitaire.gabdallah@gmail.com



Le texte fondateur de la Campagne unitaire pour la libération de Georges Ibrahim Abdallah :

 LIBERTÉ POUR GEORGES ABDALLAH !

IL EST DE NOS LUTTES ! NOUS SOMMES DE SON COMBAT !

L’année 2015 a été une année où la population civile en France métropolitaine a subi des attentats massacres. L’État français s’est servi de cette situation particulière pour amplifier son système répressif sur le plan intérieur et guerrier sur le plan extérieur.

Notre réponse à cette situation extraordinaire doit être la convergence des résistances qu’elle implique : combat contre l’impérialisme et le terrorisme d’Etat (notamment celui de l’Etat sioniste) ; contre la violence d’État (militaire, policière, administrative), le racisme d’État, la répression et la fascisation de l’État en général, dirigées contre les peuples et les classes populaires des quartiers en particulier ; combat pour le droit juste et légitime à la révolte et à l’émancipation ; combat pour la libération des prisonniers politiques révolutionnaires.

Georges Abdallah – militant communiste libanais combattant pour la lutte de libération nationale de la Palestine, incarcéré dans les geôles de l’État français depuis plus de 31 ans – concentre en lui-même l’ensemble de ces luttes politiques. C’est en cela que nous disons qu’il est de nos luttes et que nous sommes de son combat, et que s’il est un état d’urgence à décréter, c’est bien celui pour la libération d’Abdallah !

ABDALLAH : TOUTE UNE VIE DE COMBAT

Contre l’impérialisme

Le 13 novembre 2015 restera la date, sur le plan de la politique extérieure de la France, de l’aval donné aux forces militaires françaises pour intensifier les bombardements et les attaques menés en Syrie et dans la région. L’impérialisme français sous couvert de la lutte contre le terrorisme déploie tout son arsenal de guerre pour asseoir son hégémonie et préserver ses intérêts. Les populations civiles massacrées, déplacées et niées dans leurs droits les plus essentiels ne sont pour les fauteurs de guerre que des dommages collatéraux. Ce chaos et cette terreur sont imposés aux peuples aux seuls bénéfices d’intérêts stratégiques et de guerres de pillage de l’impérialisme. Georges Abdallah durant toute sa vie a lutté et lutte encore contre l’impérialisme et les guerres faites aux peuples, et en cela il est pleinement de nos luttes.

Pour la Palestine

Le combat de Georges Abdallah est aussi celui de la résistance armée – celle à laquelle il a participé activement pour défendre le Liban contre l’agression sioniste et pour la lutte de libération nationale de la Palestine. Cette lutte reste au cœur de l’actualité. Le peuple Palestinien ne cesse de résister et de combattre, s’engageant aujourd’hui dans la voie d’une troisième intifada et appelant la résistance populaire à développer ses attaques contre l’occupant sioniste sous toutes les formes de lutte possibles. La résistance armée populaire est l’une de ces formes de lutte, pour la libération de toute la Palestine.

Contre la répression et pour le droit à la révolte

La violence et la répression d’État ne cessent de se renforcer, se militarisant même sous couvert de l’état d’urgence – véritable arme coloniale utilisée durant la guerre contre le peuple Algérien, contre le peuple Kanak et plus récemment (en temps de paix !) en 2005 contre les quartiers populaires. Perquisitions à toute heure, assignations à résidence, répression préventive, mise en garde à vue en masse d’opposants politiques, fichage et flicage à tout va, amplification des violences policières, utilisation immédiate et sans contrôle du droit à tuer donné aux forces de répression, contrôles au faciès institutionnalisés et généralisés : tout cela est devenu la normalité qu’ils imposent et que nous combattons.

Un des objectifs des gouvernants est de faire régner sous couvert d’une haute tension sécuritaire un climat de peur toujours plus intense, en utilisant notamment l’arme de l’islamophobie pour orienter le mécontentement populaire contre les étrangers, les immigrés, les sans-papiers, et en fin de compte diviser les exploités alors qu’ils ont tout intérêt à s’unir. Ce harcèlement et cette répression sont principalement dirigés contre les habitants des quartiers populaires et en particulier contre leur jeunesse discriminée et contre les militants. La fascisation du pouvoir s’appuie sur le racisme d’État et le chômage de masse organisé ; il s’agit de diviser pour mieux opprimer et exploiter. La criminalisation de l’action sociale et syndicale – comme les lourdes peines infligées dernièrement aux syndicalistes d’Air France et de Good Year – va aussi dans ce sens. Face à un tel État répressif et liberticide, un seul mot d’ordre se doit d’être opposé : celui du droit juste et légitime à se révolter. C’est ce terreau qui unit aussi nos luttes à celle de Georges Abdallah.

Pour la libération des prisonniers politiques révolutionnaires

Le combat de Georges Abdallah est celui d’un combattant communiste en prison, arrêté et détenu pour la lutte politique qui a été la sienne, pour les idées et les idéaux qu’il n’a eu de cesse de proclamer et de ne jamais renier. Sa résistance s’inscrit pleinement dans celle de tous ceux qui combattent aujourd’hui le système et rejettent sa domination sur la société et sur les peuples. C’est pour ses idées d’émancipation que Georges Abdallah s’est engagé dans la lutte. Ce sont pour elles et son combat révolutionnaire qu’il est encore détenu aujourd’hui. Pour cela nous exigeons sa libération immédiate et inconditionnelle.

Georges Abdallah s’est battu et continue de se battre en prison, pour la lutte émancipatrice du prolétariat et des peuples du monde. Il se bat pour un monde débarrassé du système capitaliste et de l’impérialisme et des rapports de domination qu’ils engagent et qui sont responsables de la misère de milliards d’hommes. Georges Abdallah se bat en tant que combattant communiste.

Lutter pour la révolution, c’est poursuivre le combat de Georges Abdallah ! Luttons pour exiger sa libération et luttons ainsi pour notre propre liberté, pour notre propre émancipation.

LIBERTÉ IMMÉDIATE ET SANS CONDITION DE GEORGES ABDALLAH !

VIVE LA RÉSISTANCE LIBANAISE ET PALESTINIENNE !

VIVE L’INTIFADHA !

PALESTINE VIVRA ! PALESTINE  VAINCRA !

A BAS L’IMPÉRIALISME, LE SIONISME ET LES ÉTATS RÉACTIONNAIRES ARABES !

 

Campagne Unitaire pour la Libération de Georges Ibrahim Abdallah