Donnerstag, 17. Dezember 2015

La lucha armada del pueblo palestino contra el genocidio sionista-imperialista y dos artículos de Nova Democracia de Brasil: Editorial: Lo que nos trajo la farsa electoral y 80 años del Levante Popular Armado de 1935: Harry Berger y la Revolución Democrática en Brasil

Por su importancia volvemos a publicar lo ya publicado el 2 de diciembre de 2015




Situación Internacional:

Hoy publicamos tres artículos: A diez años de la rebelión de los Balieus, basado en la lucha de los pueblos árabes; el Editorial 161 de la Revista Nova Democracia de Brasil y, por último, A 80 años del levantamiento armado de 1935,Harry Berger y la Revolución Democrática en Brasil, también de la revista antes mencionada. Publicamos de esta forma para servir a la toma de posición de los maoístas sobre la situación actual en el Mundo.

¡Proletarios de todos los países uníos!

A diez años de la rebelión de los Baliues:
La lucha armada del pueblo palestino contra el genocidio sionista-imperialista impulsa el desarrollo de la situación revolucionaria en desarrollo desigual en los países imperialistas

Hace poco hemos celebrado los diez años de la rebelión de los jóvenes de los barrios pobres principalmente de Paris, conocida como La Rebelión de Balieus. Lo hemos hecho desafiando el “estado de emergencia” impuesto por el gobierno del Estado imperialista de Francia. Todos los informes propios y ajenos, pese a los diferentes  puntos de vista, posiciones y concepciones de clase que expresan, coinciden en señalar que las masas de estos barrios tanto en Francia, como en Bélgica, Inglaterra, Alemania y en cualquier otro país de este Continete están cada vez más dispuestas a la rebelión. Esto no puede más que alegrarnos y poner nuestro optimismo revolucionario al tope porque brinda magnifícas condiciones para el cumplimiento de la tarea atrasada de la reconstitución de los Partidos Comunistas en estos países. A la vez, es oportunidad para condenar una vez más la agresión imperialista contra los países oprimidos del Medio Oriente (guerra exterior) y la guerra interna contra el pueblo en la misma Francia declarada por el Presidente Holande, como cabeza del imperialismo francés, una de cuyas manifestaciones es el actual “estado de emergencia”.

EL PUEBLO PALESTINO SE HA LEVANTADO CONTRA LA OCUPACIÓN Y EL GENOCIDIO EN LUCHA ARMADA DURANTE TODOS ESTOS 67 AÑOS

El 29 de noviembre, se cumplió 67 años acuerdo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de “partición de Palestina en dos Estados, uno judío y otro árabe”, que dejaba “Jerusalén bajo la autoridad de las Naciones Unidas”. El pueblo palestino no aceptó esta división del país y comenzó su Guerra de Resistencia contra esta nueva imposición colonial. Palestina desde la primera Guerra Mundial estuvo bajo el régimen colonial del imperialismo británico (mandato británico), que sucedió a la ocupación por el imperio otomano.

Con este nefasto acuerdo se abrió una nueva etapa de agresión imperialista encabezada por los Estados Unidos contra los países árabes, de agresión imperialista-sionista, lo que se denomina “ conflicto árabe-israelí”.  

El 14 de mayo de 1948, los últimos soldados británicos abandonaron Palestina y los sionistas crearon  el Estado de Israel. Luego siguió la llamada primera guerra árabe-israelí. Los sionistas con el apoyo imperialista resultaron vencedores y vino el alto al fuego con lo cual éstos ocuparon no sólo la parte que señalaba la nefasta resolución del Consejo de Seguridad, sino también más del 50% del territorio, que la misma dijo asignar al pueblo palestino. El otro 50 por ciento del territorio fue partido en dos: Gaza (bajo administración de Egipto) y la región occidental del Río Jordán o Cisjordania (bajo administración de Jordania). 

Intervención de la ONU para separación de fuerzas, es decir para consolidar la situación ganada por el agresor. Millones de palestinos fueron arrojados de sus tierras por la fuerza directa del invasor o por el terror y pasaron a la condición de refugiados sin patria y sin derecho al retorno, que se les niega hasta ahora. Mientras el flujo continuo de invasores sionistas fue asegurada por la llamada “ley del retorno” del Estado de Israel de 1950. “Retorno” de quienes nunca habian vivido allí. Con todo esto, se aseguraron el cambio del peso poblacional a su favor y los soldados para las guerras de agresión, ya que las armas se la proveen los imperialistas. 

En 1956 y 1957 se produjo una nueva guerra de los sionistas contra los palestinos y ocupación de Gaza y la rivera Occidental del Jordán y el Canal de Suez, que luego fue ocupado por Francia e Inglaterra. Los imperialistas Yanquis los sacaron (hecho conocido como el incidente del Canal de Suez, dos contradicciones y tres fuerzas, Presidente Mao). Ese hecho fue como un ensayo de lo que pretendían hacer más adelante.

  En junio de 1967 se produjo el ataque siniestro de Israel contra Egipto, Siria y Jordania (la Guerra de los Seis Días) cuya Resistencia militar fue aplastada y el 11 de junio se firmó otro alto al fuego que determinó la ocupación de la península del Sinaí(Egipto), “Los Altos del Golán” (Siria), la Franja de Gaza y Cisjordania y Este de Jerusalén (Palestina) y sur de Líbano. Con lo cual Palestina pasó a ser ocupada militarmente (ocupación colonial) por el Estado sionista de Israel, así como los Altos del Golán y parte del Líbano.

La guerra, la agresión, la provocación continua y el genocidio sionista-imperialista contra los pueblos árabes y especialmente el pueblo palestino es una constante desde 1948 a la fecha. En 1973 se produjo la conocida como guerra de Ion-Kipur con derrota de Egipto y Siria y ocupación del Golán hasta la fecha.  Cada guerra de agresión sionista siempre ha sido acompañada la “intervención diplomática del imperialismo yanqui”, a través de su instrumento el Consejo de Seguridad de la ONU, para “separar a las partes”. Es decir, para reconocer las conquistas sionistas y continuar la situación de ni guerra ni paz contra los árabes. Todas las condenas al agresor y sus crímenes de guerra han sido vetado por los imperialistas yanquis en este “Consejo de Seguridad”. Todos sus crímenes permanecen impunes.

GUERRA DE AGRESIÓN IMPERIALISTA EN EL MEDIO ORIENTE Y LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO

Los llamados “acuerdos de paz”: “Los acuerdos de Campo David de 1979” entre Israel y Egipto, apadrinados por el imperialismo yanqui (Carter), fue considerado por la mayoría de los pueblos árabes como una vil traición. Israel devolvió el Sinaí a Egipto y éste ejerce desde allí la labor de policía del ocupante sionista-imperialista. Así se rompió el frente de los países árabes contra el Estado de Israel y contra la ocupación de Palestina. Además, están los “Acuerdos de Oslo” o “negociaciones árabes-israelí e inicio de la autonomía palestina” entre el gobierno de Israel y la OLP. “Acuerdos” que no pusieron fin a la ocupación sionista y que ya el año 2000 se dieron por fracasados. Lo que queda es el cautiverio de la Franja de Gaza y el crecimiento exponencial de los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén. ! Ojo! En lugar de una “autoridad palestina”, dos porque los sionistas en un momento fomentaron el desarrollo de Hamas para dividirlos. Estos acuerdos están ligados con los intentos de los imperialistas yanquís de separar la lucha palestina del conjunto de la lucha de los pueblos árabes en el Medio Oriente.

Por ello, es necesario al menos mencionar, que en 1991 se inicia la actual etapa de la guerra de agresión imperialista encabezada por el imperialismo yanqui en colusión y pugna con la otra superpotencia atómica Rusia y las otras potencias imperialistas contra los países oprimidos del Medio Oriente, por nuevo reparto: con la guerra contra Irak.

 Luego seguirán la invasión de Afganistán (2001 que dura hasta la fecha), nuevamente la guerra y ocupación de Iraq en 2003 que continua, la guerra contra Libia, hasta el sur del Sahara en África encabezada por Francia y la actual de Siria.

Los imperialistas yanquis, para su agresión contra estos países oprimidos, han contado principalmente con el servicio de sus lacayos de Israel, Arabia Saudita, Egipto y Turquía. Los gobiernos lacayos de los Estados terrateniente-burocráticos árabes como dicen los comentaristas han tenido que hacer “un difícil equilibrio” entre su confesión del islam-sunita  y su servicio a la agresión imperialista (“infieles” o “cruzados”).

 Siria,por su parte, no ha firmado ningún acuerdo de paz con Israel y ha tratado de presentarse siempre como el representante de la causa árabe y a favor del pueblo palestino apoyando a Hamas palestino y el Hezbollah libanés. En 1979 fue puesta en la lista negra del Departamento de Estado yanqui acusada de albergar a estos grupos y a la Jihad islámica, el Frente Popular para la liberación de Palestina y el Fatah-intifada. En 1996 se negó a condenar  los ataque suicidas de Hamas contra civiles en Israel. 

Pero después, aún cuando Asad seguía manteniendo la retórica pro palestina para asegurarse también el apoyo en el propio país de población mayoritariamente sunita, “se unió a las condenas formales del presidente egipcio Hosni Mu- barak y del príncipe Abdala de Arabia Saudita (reunión de Sharm al-Sheij del 10 de mayo de 2002) ante “toda forma” de violencia, y ante los ataques suicidas palestinos contra la población civil israelí”. Más controvertido ha sido todavía el papel del gobierno shiita del Estado terrateniente-burocrático de Iran con respecto a la agresión imperialista contra Afganistrán e Iraq pues hizo una serie de acuerdos bajo la mesa con el que llaman "el gran satán" imperialista yanqui. Como se reproduce en la actualidad. Aunque la retórica prop palestina siempre la han mantenido.

En marzo de 2003 , el gobierno de Siria trató de formar un frente árabe contra la agresión del imperialismo yanqui a Iraq, pero los otros países de la Liga Àrabe “como Egipto,Kuwait, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita y apoyaron la invasión de iraq.  Siria rechazó las propuestas de estos países que sugerían que la liga Árabe avalara la dimisión de Saddam Hussein, que, para Damasco, significaban encubrir la invasión angloamericana. Para la administración de George w. Bush, Siria se convirtió en una amenaza para la paz y la seguridad internacionales” (El eje tripartita sirio-saudita-egipcio y la política de poder de Siria 1991-2007,Marta tawil,El Colegio de México )

LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO Y LOS PUEBLOS ÁRABES Y SU REPERCUSIÓN EN LA SITUACIÓN REVOLUCIONARIA EN DESARROLLO DESIGUAL

No pretendemos mencionar aquí toda la larga e interminable lista de agresiones y crímenes cometido por los sionistas de Israel como instrumento del imperialismo, principalmente yanqui, contra el pueblo palestino y demás pueblos árabes, sólo hemos mencionado las más relevantes para entender el llamdo conflicto árabe-israeli, la situación actual  en el Medio Oriente y el desarrollo de la lucha de resistencia palestina y de los demás pueblos de la región, así como su repercusión en la conciencia de miles millones de oprimidos del mundo y, más concretamente, en los barrios pobres de estos países imperialistas por ser más cercanos con la brega y pedecimientos de este pueblo heroico.

IMPUNIDAD Y GENOCIDIO: Por eso, es necesario agregar algo más. En septiembre de 1982 las Fuerzas Armadas de Israel dirigidas por el general Sharon, en medio de la guerra civil libanesa, cercaron en las afueras de Beirut los campos de refugiados palestinos de Chatila y Sabra para que los falangistas cristianos libaneses cumplan la tartea de asesinar a miles de refugiados. 

Dice una crónica: “Entre los días 16 y 18 de septiembre de 1982 y como resultado de una conspiración urdida por los jefes del Ejército israelí de ocupación, los campamentos fueron invadidos por bandas criminales que, con amplio respaldo logístico de las tropas sionistas -incluyendo una profusa iluminación de los campamentos con luces de Bengala- procedieron a masacrar a la inerme población civil. Esa población civil era en su mayoría ancianos, mujeres y niños, provocando un número de víctimas fatales las que, según la procedencia de la información, varía entre los 1.500 y los 3.000. En su furia homicida los criminales no respetaron ni a los animales domésticos y con idéntica saña ametrallaron caballos y perros. Luego procedieron a derrumbar viviendas para sepultar a las víctimas entre los escombros”. Genocidio con miles de víctimas sin castigo para los responsables, Sharón llegó ha ser, algún tiempo después, Primer Ministro de Israel y se paseó de la mano de todos los dirigentes imperialistas, hasta que se pudrió solito.

Por eso, cabe mencionar la última guerra de Israel contra el Líbano en 2006, porque significó una derrota política y moral del Estado sionista y sus Fuerzas Armadas a manos de Hezbollah, esto es una gran victoria guerrillera para la resistencia de los pueblos árabes. Pese a que los sionistas mataron en esta Guerra 1200 civiles, de los cuales un tercio fueron niños, miles de heridos civiles e inmensas pérdidas materiales para el Líbano. 

El pueblo palestino se ha levantado contra la ocupación y el genocidio en lucha armada durante todos estos 67 años, como en las conocidas Primera y Segunda Intifada, lucha que no puede ser cesada jamás. ¡ Cómo será cuando llegen a encarnar el maoísmo y constituyan su Partido Comunista! Con seguridad, no habrá fuerza en el mundo que los pueda detener en el camino de la revolución y su liberación definitiva.

 EL RÉGIMEN COLONIAL Y DE OCUPACIÓN MILITAR EN LA ACTUALIDAD: Los sionistas aplican, ahora en forma más redoblada e impune, el  apartheid y los ataques a los lugares considerados santos por el Islam como  la Mesquita Al Aqsa en Jerusalén; incrementa la detención y ejecución de jóvenes y niños; han autorizado a la policía a disparar lo que ha llevado a la práctica de las ejecuciones sumarias; nuevas leyes Israelíes han autorizado la destrucción punitiva de viviendas contra los patriotas que son acusa dos de “terrorismo”. Cientos de beduinos son expulsados de sus casas y tierras y se han construido por parte de los sionistas 340 nuevos asentamientos judíos en el área de Jerusalén que se suman a los innumerables ya construídos aqui y en toda Cisjordania. Desde octubre de 2015 han sido asesinados más de  100 palestinos y más de 1,000 han sido herido en acciones represivas de las fuerzas armadas o de los colonos israelíes.

EL GRAN DESPOJO: Como vemos el gran despojo del pueblo palestino continua hasta la actualidad, “el patrón de tenencia de la tierra ya había comenzado a cambiar desde 1948, pero la expoliación fue más brutal desde 1967. A partir de entonces la transferencia forzada de tierras, seguida por la demolición de las casas y la ocupación militar, fue precedida por el establecimiento sistemático de asentamientos de colonos judíos, cuando se produce el “retiro unilateral” en 2005, los asentamientos ya suman 21, con 8 692 colonos. El gobierno de Israel justifica la existencia de los asentamientos en la función de “seguridad” que cumplen. Desde la perspectiva de los domina-dos, han servido para fragmentar el territorio y dificultar la comunicación entre la población palestina” (AlgunAs considerAciones sobre gAzA WildA Western Universidad Autónoma de la Ciudad de México)

UNA LISTA INTERMINABLE DE CRÍMENES IMPERIALISTA-SIONISTAS. Todos esto son nuevas cifras que se suman a la larga lista de crímenes de las autoridades de ocupación contra el pueblo palestino y los pueblos árabes. Es contra nosotros mismos como parte de los pueblos oprimidos del mundo. La lista de agravios es interminable, así:

“ La operación Plomo fundido de las fuerzas militares israelíes en Gaza al finalizar la tregua con Hamas (Movimiento islámico de resistencia) llevada a cabo del 27 de diciembre de 2008 al 21 de enero de 2009, provocó la muerte de 1 366 palestinos, de los cuales 430 eran niños y 111 mujeres; hubo ataques posteriores al retiro de las tropas. el 28 de enero de 2009, la cifra de heridos ascendía a 5 830, entre ellos 1 870 niños y 800 mujeres, y más de 100 personas desaparecidas durante elconflicto, según indica el reporte oficial citado por Unocha.3 los recuentos del centro por los derechos Humanos al-Mezanson ligeramente inferiores, ya que el reporte cubre hasta el 18 de diciembre e incluye otra información sobre los muertos: 127 ancianos, 235 combatientes ―27 de los cuales no estaban armados ni comprometidos en la lucha― y 210 policías e integrantes delaparato de seguridad que cumplían sus actividades regulares y que no estaban involucrados en ninguna actividad de combate.4 A su vez, fuentes israelíes reportan tres muertos y 182 heridos desde el 27 de diciembre a consecuencia de los cohetes disparados desde Gaza, y otros 11 soldados muertos y 339 heridos durante las hostilidades contra Gaza.¿Qué nos dicen estas cifras? ¿cómo interpretar estas muertes?(…) evidencian la enorme disparidad ―militar, económica, tecnológica― entre el estado de israel y la franja de Gaza; ponen de manifiesto las políticas de exterminio y el terrorismo de estado, es decir, remarcan que no se trata de un hecho aislado sino de una política contra la población de Gaza (Asia y Àfrica Actuales, Algunas Consideraciones Sobre Gaza, Wilda Western , Universidad Autónoma de la Ciudad de México1 Estudios de Asia y África,ISSN (Versión impresa): 0185-0164 bprecia@colmex.mx, El Colegio de México, México, págs. 296 a 298)

CONCLUSIÓN: Estas cifras deben mover a todos aquellos revolucionarios en Europa que no entienden el problema y no expresan un verdadero sentimiento de clase. Todos los hechos expuestos sirven para entender como la acción del imperialismo y de la reacción atiza la resistencia, la revolución, así se va desarrollando la situación revolucionaria,no sólo alli, sino en todo el mundo, y repercute especialmente en los barrios pobres de Europa en los Balieus de Francia y Bélgica, como en Alemania, Inglaterra, etc. 

Ver lo anterior junto con la situación en que se encuentran sometidas estas masas en el mismo país imperialista. Masas en gran cantidad procedentes de estos mismos países del Medio Oriente.
Todo, lo que hemos venido relatando lo más escuetamente posible, contribuye a generar un creciente odio de estas masas hondas y profundas contra el imperialismo y toda su maquinaria de opresión estatal. Contra todas esas leyes que como producto de la mayor crisis imperialista y la mayor reaccionarización del Estado burgués se han ido dando durante todo este tiempo.

Las masas reaccionan contra toda esa política de “ley y orden”, de “tolerancia cero”, de la denominada “segurización de la política” imperialista, dirigida a reprimirlas  porque son pobres, porque como tales significan una gran amenaza para el viejo orden, para el Estado burgués imperialista, privándolas de derechos y grantías que pretenden regir para todos.

 Miseria creciente de las masas y privación de derechos. Esto acicatea más a estas masas. Los lleva a desarrollar su conciencia espontánea y por eso se muestra la gran disposición de estas masas a la violencia. Las impulsa a las explosiones expontánea y demás. Esto no es malo, esto bueno, es el aspecto positivo de todo lo que está aconteciendo por acá y por acullá.

¿Qué nos corresponde? Ante ello, lo que corresponde es ir armados del maoísmo al encuentro del propio movimiento de las masas con nuestra ideología y política de clase rechazando ir detrás de las consignas de guerra imperialista no sólo en el exterior sino también en el interior.  Hay que denunciar la ocupación militar del país, uno de cuyos pasos es el “estado de emergencia”. Ir a las masas, unirse a ellas, vivir con ellas y luchar con ellas, sólo así será encarnado el maoísmo en su seno y se estará avanzando en el camino de la reconstitución del Partido Comunista. Recordar lo dicho por el sabio Arquímides en la antiguedad: “Dadme una palanca y removeré el mundo”.

Un ex combatiente del levantamiento de los judíos del Geto de Varsovia contra el genocidio nazi caracterizó al Estado sionista de Israel como "un portaviones del imperialismo yanqui en medio del océano de los pueblos árabes". Son 67 años de genocidio sionista-imperialista contra el pueblo palestino y los pueblos árabes de la region. Son 67 años de Resistencia contra la ocupación exrtranjera del país, por la liberación nacional de los palestinos, esto es, por la revolución de nueva democracia del pueblo palestino que se culminará de todas maneras con guerra popular.

Para terminar, en reciente comunicado el Frente de Defensa de las Luchas del Pueblo-Ecuador (COMBATIR AL FASCISMO Y AL IMPERIALISMO EN CUALQUIER LUGAR DEL PLANETA, octubre de 2015), que nosotros difundimos en español y alemán,  escribió: "... (contra) la renovada campaña de exterminio del pueblo palestino en manos del sionismo internacional también auspiciado por el imperialismo yanqui. Anteponer a esta guerra injusta, guerra justa, ha sido la dinámica del pueblo palestino. Y hay que reconocer ante los ojos del mundo la valiente resistencia de este pueblo que se ha dado modos de resistir estoicamente la agresión de una potencia mundial que no ha encontrado, ni siquiera en el vil asesinato selectivo o colectivo, la fórmula para doblegar a un pueblo que clama y defiende su derecho a existir de la única manera como saben hacerlo los pueblos dignos: LUCHANDO... Que esta sangre del pueblo no sea absorbida por los reformistas para levantar su perorata de diálogo y paz. Que la sangre derramada por estos nuevos mártires del pueblo sea el fermento para fortalecer la Guerra Popular en Turquía y la definitiva liberación del pueblo kurdo. Que esta sangre sea fermento de resistencia en Palestina y que su lucha sea abrazada militantemente por los pueblos oprimidos del mundo." Nosotros compartimos este correcto punto de vista.
AND
Noviembre de 2015



Importantes artículos de la Revista Nova Democracia de Brasil  como parte de nuestra sección sobre situación internacional:

Editorial: Lo que nos trajo la farsa electoral
Traducción Enrique Chiappa

El último día 26 de octubre marcó un año de la realización de la segunda vuelta de la elección presidencial de 2014. Fatídico acontecimiento para el pueblo brasileño, ya que el PT se mantuvo en la gerencia del viejo Estado brasileño, utilizándose de su fraudulento arsenal electorero compuesto de mentiras, demagogia y falsificaciones. Eso no quiere decir que sus contendientes no estuviesen a la altura de participar de un deprimente espectáculo en el cual valores como decência, ética y moral, hipócritamente estimados por la burguesía, fuesen totalmente despreciados.


Pasado un año, estando el país hundido en una profunda crisis política, económica, social y moral y considerando la condición semicolonial/semifeudal del país, no es difícil localizar sus fundamentos, estableciendo como marco el día 26 de octubre de 2014, día de la segunda vuelta de la farsa electoral.

Una crisis de representatividad, que conviene recordar, Dilma Rousseff fue proclamada electa con 54.501.118 votos donde el conjunto del electorado era de 142.821.358 electores, o sea, por una minoría de los brasileños aptos a votar, pues la mayoría votó en Aécio, blanco, nulo o se abstuvo, en un total de 88.320.240.

Examinándose el mérito de su votación podemos analizarla de la siguiente forma: electores que creyeron en las propuestas del PT divulgadas en el programa electoral de que daría proseguimiento al programa de aceleración del crecimiento, invirtiendo cada vez más en infraestructura y en programas sociales. No haría ajuste fiscal y no retiraría derechos de los trabajadores, ni colocaría el país en recesión; electores que no querían votar en el PT, pero tampoco querían votar en Aécio, por rechazar a él y a su PSDB y porque, según el PT, él haría un ajuste fiscal, colocando el país total y completamente en las manos de los banqueros, provocando recesión y retirando derechos de los trabajadores. Están incluidos ahí electores influenciados por la “izquierda” electorera que, aun habiendo hecho campaña contra el PT en la primera vuelta, siguieron en su oportunismo indicando el “voto útil” a los electores.

Con los votos recién contados, Dilma Rousseff ya anuncia que entregará el control de la economía al banquero del Bradesco provocando una tremenda indignación en aquellos que le dieron su voto, pues confiaban en las promesas de que las imposiciones del FMI y del Banco Mundial no serían implementadas. Así, su situación, que ya venía en un creciente y gran descrédito, se hizo insustentable.

Para completar su aislamiento, el PT tuvo su bancada reducida en el congreso nacional, generando una valorización del pase de los parlamentarios de su base aliada, súper reaccionarios y ávidos por más cargos y beneficios. Estos prefirieron someterse al liderazgo de Eduardo Cunha y de Renan Calheiros, conformando el parlamentarismo de ocasión.

Hace un año, el país anda para atrás con desindustrialização, intereses en las alturas, superlucros de los bancos, quiebra de las micros, pequeñas y medias empresas, inflación, desempleo, déficit en las transacciones corrientes y endeudamiento público (bruto) que, en septiembre, alcanzó la cifra de R$ 3,789 billones, lo que corresponde a 66% del PIB, déficit público estimado por la propia gestión petista en más de R$ 50 mil millones, lo que corresponde a 1% del PIB, economía en pedazos. Esta es la situación en que el Brasil fue hundido por la gestión petista, que llevó al extremo la política de sumisión nacional del imperialismo, después de alardear por casi diez años un supuesto “nuevo ciclo” de crecimiento, de haber tornado el país en “clase media” y otros cacareos más.

Trabajadores tirados al desempleo o con sus salarios reducidos según la conveniencia del patronato, aumentando la informalidad y la delincuencia con la contrapartida del aumento de la represión contra el pueblo pobre, principalmente contra los campesinos en lucha por la tierra y en las favelas y periferia de las ciudades.

El festival de delaciones en los procesos de la llamada “Operación Lava Jato” envolviendo cuotas de la burguesía burocrática, políticos del Partido Único, lobistas y burócratas de alto nivel, todos organizados en una cuadrilla comandada por los dirigentes petistas, reveló al país el tamaño de la descompostura, podrecimiento y desfachatez en que se transformó esta sigla.

Fracaso en la política, fracaso en la economía, fracaso en lo social y fracaso moral. Este es el resumen de la trayectoria del mayor de los blufs ocurridos en la historia política de Brasil.

El pueblo brasileño viene vivenciando, a lo largo de su historia, experiencias dolorosas debido a la acción servil al imperialismo de los partidos de las clases dominantes de grandes burgueses y latifundistas. Ha soportado y padecido la miseria y sufrimientos continuos y pagado con su sangre generosa las tentativas de liberarse de este sistema de explotación y opresión. El engaño y la traición ha sido la historia de los partidos que se alzaron a la dirección del viejo Estado o la arrebataron a través de golpes militares. El pueblo brasileño ha conocido, por la experiencia práctica y amarga, la naturaleza de los diversos partidos y está percibiendo que se trata de siglas diversas de un mismo y único partido de las clases dominantes.

En los últimos trece años, él está probando y comprobando cuan verdadera es esta realidad. Evidentemente, hoy está abandonando las ilusiones y con la ayuda de los verdaderos demócratas revolucionarios, a través de varias formas de movilización y de lucha, está procesando importantes lecciones que lo lanzará por la vía de la Revolución de Nueva Democracia, Revolución Democrática, Agraria y Antiimperialista.


80 años del Levante Popular Armado de 1935: Harry Berger y la Revolución Democrática en Brasil
Traducción Enrique Chiappa

En el día 27 de noviembre próximo se completan 80 años del Levante Popular Armado de 1935, evento político revolucionario de gran significado en la Historia de Brasil de forma general y muy especialmente en la historia del movimiento obrero-popular, democrático-revolucionario y de liberación nacional. Sobre el acontecimiento, así expresó magistralmente el gran dirigente comunista brasileño Pedro Pomar en ‘A gloriosa bandeira de 35’: “En ella fueron postulados por primera vez y de manera nueva los problemas esenciales de la revolución brasileña, en la fase actual, mejor caracterizadas sus fuerzas motrices y sus enemigos fundamentales, indicando el camino del frente único y el de la lucha armada, así como revelada la fisionomía de su verdadero dirigente, el proletariado revolucionario, guiado por el Partido Comunista de Brasil. En los embates encarnizados de 35, las fuerzas populares comprendieron que sólo la lucha revolucionaria educa las masas, forja su ánimo combativo, les abre mayor visión de la realidad y le indica la medida de sus propias fuerzas”.

Para celebrar este memorable acontecimiento publicamos tramos de ‘Algunos aspectos de la cuestión de los Soviets en Brasil’, artículo publicado en la edición nº 180, de 1º de mayo de 1935, del periódico A Clase Operaria, órgano central del Partido Comunista de Brasil (P.C.B), firmado por BBB., pseudônimo del gran dirigente comunista internacionalista Arthur Ewert (verdadero nombre de Harry Berger). Detenido después de la derrota del Levante Popular, Harry Berger, que había actuado por muchos años en China y era uno de los cuadros de la Internacional Comunista (IC o Cominter) destacados para dar soporte al P.C.B. en el proceso revolucionario en curso en Brasil, fue sometido a las más bárbaras torturas y resistió bravamente hasta perecer de sus facultades mentales. Pasó 13 años preso en Brasil y falleció en un hospital psiquiátrico en Alemania en 1959.

En honra a la gloriosa memoria de este héroe internacionalista de la lucha de los pueblos y por ocasión de los 80 años del Levante Popular Armado de 1935, cuyo marco es el levantamiento del 3º Regimiento de Infantería de la Praia Vermelha (RJ), en 27 de noviembre de aquel año — emprendido por la Alianza Nacional Libertadora, bajo la dirección del Partido Comunista de Brasil —, adaptamos, con pequeñas adaptaciones gramaticales, este importante documento, cuyo contenido es de gran actualidad y vigencia. El objetivo y brillante artículo trae un profundo análisis de la realidad y establece de forma clara el carácter de la Revolución Brasileña como democrático-burguesa ininterrumpida al Socialismo.

Frecuentemente no prestamos suficiente atención al hecho de que en otro gran país existen Soviets hace varios años, y eso en grandes extensiones territoriales: nos referimos a China. El desarrollo y crecimiento del poder soviético en China tiene especial importancia para nosotros de Sudamérica y de Brasil. Podemos quitar muchos ensañamientos de las grandes luchas revolucionarias en China, que pueden ser aplicadas en mayor o menor grado en Brasil y también a ciertos países sudamericanos.

En primer lugar, el carácter de la revolución en Brasil es el mismo que en China: democrático-burgués. Las primeras fases de la revolución en Brasil consisten en llevar a cabo la revolución agraria y antiimperialista. Lenin señaló que la burguesia no puede llevar hasta el fin la revolución democrática-burguesa. En el proceso de la revolución, la burguesía se vuelve inevitablemente contra las masas, defiende la propiedad capitalista, trata de evitar la revolución agraria, asume compromisos con el imperialismo y pide auxilio del mismo contra la revolución.

La revolución democrático-burguesa y, sobre todo, su transformación en revolución socialista, dependen de las luchas de las amplias masas de Brasil, de los obreros y campesinos, de los soldados, estudiantes, de la juventud, de los intelectuales honestos, de los pequeño-burgueses empobrecidos, etc.

Para el desarrollo victorioso de la revolución democrático-burguesa, no pueden ser utilizadas las viejas formas burguesas del poder estatal, ni tampoco las nuevas. Claro está que esas formas estatales burguesas constituyen los sustentáculos de los explotadores y obstáculos formidables contra el desarrollo progresivo de la revolución. Inclusive en la fase democrático-burguesa de la revolución, las masas deben instituir su propio poder estatal, los Soviets.

La revolución en China demostró claramente la necesidad de la existencia de los Soviets de obreros y campesinos en la etapa democrático-burguesa de la revolución. Al reconocer eso, no debemos perder de vista el hecho de que la revolución democrático-burguesa puede comenzar sin la existencia de Soviets. Este será el caso en que las fuerzas de clase y la conciencia revolucionaria del proletariado no estén aun suficientemente desarrolladas, faltándoles una dirección revolucionaria firme.

En segundo lugar, hay otra cuestión en el establecimiento del poder soviético en Brasil, que presenta mucha semejanza con el desarrollo de China: la gran mayoría del territorio chino está aún en las manos del Kuomintang contrarrevolucionario o bajo el dominio de Japón, Inglaterra, etc. Los Soviets tienen el poder solamente en una pequeña parte y geográficamente, no constituyen un territorio compacto, pues están divididos en un gran número de provincias, a veces separadas unas de las otras por grandes distancias. A pesar de esto, los Soviets de China se han mantenido y aumentado su poder en sus ocho años de existencia. A pesar de la movilización de un millón de soldados contra estos Soviets, no se les puede aniquilar. Los Soviets en China se transformaron en los principales vehículos de la guerra nacional revolucionaria contra el imperialismo japonés y los demás imperialismos; de la defensa de la independencia; de la unidad e integridad de China; de la liberación de las masas trabajadoras chinas. Día a día, los Soviets en China confirman la justeza de las palabras del camarada Stalin: “Sólo los Soviets pueden salvar a China”. Y eso se aplica enteramente a Brasil y Sudamérica.

Otra cuestión semejante a China se presenta en Brasil: ¿las masas de Brasil estarán en condiciones de establecer su propio poder bajo la forma de Soviets a través de TODO el territorio del país en un LAPSO DE TIEMPO CORTO? Naturalmente ese debe ser y es nuestro objetivo, pero no olvidemos, que la URSS atravesó cuatro años de guerra abierta luchando contra movimientos contrarrevolucionarios e intervenciones. En China, los Soviets luchan hace ocho años. En un país de vastas dimensiones como el Brasil, con la gran variedad de condiciones y, además de eso, con la existencia de grandes diferencias en las relaciones de fuerza de las clases enemigas en los diversos estados, la revolución necesitará igualmente de un lapso de tiempo más o menos largo para llegar a establecerse firmemente a través de todo el país.

También aquí la experiencia de China nos muestra que en tal o cual ciudad, puerto, o en la extensión de tal o cual región de la costa, los explotadores de Brasil, apoyados por los salteadores imperialistas, pueden “mantenerse” por más tiempo que los explotadores de otras partes del país. Tenemos que contar con que los imperialistas se esforzarán directamente para mantener las condiciones sociales intolerables del presente, para mantener el sometimiento de Brasil por el imperialismo, para impedir la victoria de la revolución. Pero nuestras posibilidades para romper las maniobras contrarrevolucionarias del imperialismo son muy grandes.

Como somos revolucionarios objetivos, tenemos que tomar en consideración tales posibilidades, pero a la vez no podemos dejar de comprender que el Brasil, con su territorio enorme, presenta las condiciones más favorables para el establecimiento y consolidación del poder soviético en grandes extensiones y conquistará finalmente el poder suficiente para liquidar los explotadores y expulsar el imperialismo.

Ante todo, la revolución democrático-burguesa, bajo la dirección de los Soviets, establecerá bases seguras para la realización de las reivindicaciones económicas y políticas más importantes de la clase obrera, asegurará tierra a los campesinos y abolirá todas las formas de esclavización feudal. Liquidará el yugo del país por el imperialismo confiscando todas las empresas imperialistas, y anulando las deudas externas, abrirá camino para el desarrollo de un Brasil Libre, unido y fuerte, lleno de posibilidades enormes tanto en el terreno económico como político y cultural.  Si supiéramos como conectar las reivindicaciones diarias y las aspiraciones de la juventud e intelectuales, las reivindicaciones, descontento y aspiraciones de los soldados, al descontento y pauperización de la pequeña-burguesía con esta gran perspectiva revolucionaria, levantaremos y organizaremos la gran mayoría de la población. Entonces la revolución en Brasil será invencible.

La gran extensión del país, las malas comunicaciones en el interior del país, todo eso serán ventajas en el comienzo de la revolución porque hará más difícil los movimientos de grandes fuerzas contrarrevolucionarias así como una invasión imperialista extranjera. Por eso será posible, aún con formaciones revolucionarias relativamente pequeñas, hacer retroceder y batir las fuerzas contrarrevolucionarias, consolidar y aumentar tanto las fuerzas como el territorio de los revolucionarios. Ganando con el tiempo la fuerza suficiente para liberar — con el auxilio de los obreros y campesinos de todo el país — el Brasil y sus masas trabajadoras del yugo de la explotación imperialista y feudal. De este modo se aplanará el camino para la transformación de la revolución democrático-burguesa en revolución socialista bajo la hegemonía del proletariado.

Este gran objetivo estratégico determina también nuestra táctica delante de las fuerzas que, siendo opuestas al imperialismo y sus agentes en Brasil, no van, sin embargo, hasta el fin del camino con nosotros. Queremos construir un frente común de combate junto con todos los elementos que están dispuestos a luchar contra el imperialismo, que opinan que Getúlio Vargas y su gobierno son los entregadores de Brasil al imperialismo y a los opresores del pueblo brasileño, que saben que los líderes integralistas son los agentes pagados del imperialismo extranjero y de los grandes capitalistas y latifundistas de Brasil para subyugar por medio de terror los obreros, campesinos, intelectuales y la juventud de Brasil. Estamos dispuestos a formar un frente único con todos aquellos que comparten esas opiniones y están DISPUESTOS A LUCHAR contra esas fuerzas contrarrevolucionarias.

La revolución en Brasil es una revolución nacional antiimperialista. Se propone la confiscación de las empresas imperialistas, la anulación de los préstamos extranjeros, la expulsión de los imperialistas y de sus agentes en Brasil.

La revolución en Brasil es agraria. Se propone la confiscación, sin indemnización, de las tierras de las concesiones extranjeras, de las plantaciones, de las propiedades de los grandes latifundistas, iglesias y órdenes religiosas, para ser distribuidas entre los campesinos.

La revolución en Brasil mejorará las condiciones de los obreros porque confiscará las grandes empresas imperialistas y las grandes fábricas de los demás capitalistas, estableciendo un horario de 6 a 8 horas de trabajo, aumentando los salarios, mejorando las condiciones sanitarias y de vida y aumentando la vida cultural.

La revolución abrirá nuevas posibilidades de vida y de trabajo a la juventud y a todos los intelectuales honestos, actualmente sin trabajo y reducidos a condiciones de vida intolerables.

La revolución en Brasil dará al soldado su verdadero lugar, que es el de defensor del país contra los salteadores imperialistas, el de defensor de los derechos de un pueblo libre, de la revolución. El soldado y el ejército dejarán de ser  instrumentos de opresión del pueblo brasileño bajo el interés exclusivo del imperialismo y de sus agentes en el país.

Estos son los objetivos de la revolución democrático-burguesa en Brasil. Esta revolución se transformará rápidamente en revolución socialista desde que una parte importante y decisiva del país esté en manos del poder obrero y campesino, desarrollando fórmulas de producción socialista en un gran país que posee todo lo que es necesario para la edificação del socialismo y que llegará a ser un punto de apoyo para la transformación de todo el continente sudamericano cuando el futuro poder soviético establezca alianzas seguras y libres con los movimientos nacional-revolucionarios y con los futuros gobiernos revolucionarios de los pueblos indios del Perú, Ecuador, Bolivia, etc., y con el movimiento revolucionario de los trabajadores de Chile, Argentina y de todos los demás países.

El camino para esa finalidad encontraremos en un viraje enérgico y completo de todo el trabajo del Partido. Es necesaria una organización más firme del Partido, aumentar sus organizaciones, el número de miembros, concentrando en los centros vitales de la producción y comunicaciones, superando los métodos de las viejas fórmulas caudillistas en las organizaciones del Partido, creando a la vez cuadros bolcheviques y comités de dirección unidos, disciplinados y firmes.

Penetrar profundamente en las masas. Desarrollar en todas las partes sindicatos de trabajadores. Dirigir cada lucha por las reivindicaciones diarias de las masas conectando esa lucha a las tareas políticas inmediatas en cada estado y con nuestra gran perspectiva revolucionaria.

Aumentar decisivamente el trabajo en el campo entre los campesinos y asalariados agrícolas. Organizar las luchas de los campesinos por sus reivindicaciones inmediatas: contra el pago de los impuestos y deudas, contra la esclavitud feudal, contra los altos arrendamientos y el actual sistema de contratos, conectando estas luchas a la lucha por la división de las tierras de los grandes latifundistas. Además de estas luchas, debemos desarrollar las fuerzas de guerrilleros que, junto con los campesinos, liquidarán el latifundio.

Organizar una espesa red de comités campesinos y ligas locales y de distrito, organizar el trabajo entre las organizaciones campesinas ya existentes. Organizar sindicatos de asalariados agrícolas. Sin este trabajo y sin la firme alianza de los obreros y campesinos, será imposible la victoria de la revolución en Brasil. Debemos aprovechar los profundos enseñamientos de la revolución española, en que uno de los puntos débiles fue precisamente un trabajo insuficiente entre el campesinado.

Berger aún llama la atención para el trabajo del Partido entre los integrantes de las fuerzas armadas (posición sostenida por el P.C.B. en la época, particularmente en cuanto a los soldados, cabos y tenientes, entre los cuales el partido realizaba un amplio trabajo). Y refuerza una vez más la importancia del desarrollo de una poderosa Federación Juvenil Comunista, que se convierta en la gran organizadora de un amplio frente único con las organizaciones juveniles y estudiantiles dispuestas a luchar por la defensa de sus derechos, contra el imperialismo y sus agentes, contra el integralismo y todas las fuerzas reaccionarias (nota de la redacción del AND).

Desarrollar la lucha por la defensa de los derechos populares de las masas y contra la legislación reaccionaria del gobierno de Getúlio Vargas (por la libertad de reunión, prensa y palabra, por el derecho de organización y huelga, por la libertad de los presos sociales, etc.). Utilizar todas las posibilidades para ampliar el trabajo legal y semilegal del Partido, perfeccionando a la vez nuestra organización ilegal.

Estas tareas deben ser llevadas a la práctica con toda firmeza. Sólo actuando así, crearemos las condiciones para dirigir victoriosamente la lucha revolucionaria.