Mittwoch, 11. Mai 2016

TRADUCCIÓN OFICIAL DE LA DECLARACIÓN DE LOS PARTIDOS Y ORGANIZACIONES COMUNISTAS POR EL 1° DE MAYO DE 2016

TRADUCCIÓN OFICIAL DE LA DECLARACIÓN DE LOS PARTIDOS Y ORGANIZACIONES COMUNISTAS POR EL 1° DE MAYO DE 2016

A continuación publicamos la versión oficial en español de esta importante declaración conjunta de los partidos y organizaciones maoístas de diverasos continentes y países por el Día del Proletariado Internacional, donde con este motivo se llama al proletariado internacional y a los pueblos del mundo a celebrar este año el 50° aniversario de la Gran Revolución Cultural Proletaria en China y a enarbolar, defender y aplicar el maoísmo constituyendo o reconstituyendo los Partidos Comunistas para iniciar y desarrollar la guerra popular en cada país para imponer el maoísmo como único mando y guía de la revolución proletaria mundial; para que éste pase a comandar la nueva gran ola de la misma que se esta desenvolviendo; para barrer al imperialismo de la faz de la Tierra (pues estamos en la ofensiva estratégica de la revolución mundial). Y como tiene que ser, llama a concretarlo en  lucha a muerte contra el nuevo revisionismo.

 La Declaración establece también que "los países oprimidos por el imperialismo son los centros de la tormenta y la base de la revolución mundial" donde se desarrollan las actuales guerras populares en la India, Filipinas, Turquía y Perú.

Sobre la importancia internacional de la guerra popular en la India dice textualmente: "Cientos de millones de campesinos junto a las masas de trabajadores de la India -levantados en guerra popular bajo la dirección del PCI (Maoísta)- son una gran fuerza para el proletariado mundial (...) Al desarrollar la guerra popular y unirse a las luchas de liberación nacional de la Revolución de Nueva Democracia, el PCI (Maoísta) está previniendo la división de las masas. Ellos están derrotando al nuevo revisionismo, son un ejemplo para el Movimiento Comunista Internacional.

Destacamos de la Declaración en forma especial, lo siguiente: "Por lo tanto, en relación con la lucha del pueblo kurdo contra la dominación del Estado de Turquía y los países de Oriente Medio, reafirmamos que sólo la revolución de nueva democracia con guerra popular, bajo dirección omnímoda de partidos marxistas-leninistas-maoístas puede lograr la liberación de sus pueblos y asegurar a las minorías nacionales su irrenunciable derecho a la autodeterminación, incluso su derecho a la separación completa".

Y para terminar esta breve presentación de la Declaración señalamos la importancia estratégica del siguiente parráfo, que el Presidente Gonzalo y el PCP han destacado siempre cuando se trata de la importancia estratégica y de la aplicación actual de lo fundamental de la Gran Revolución Cultural Proletaria en China:

 "El Presidente Mao Tsetung estableció que luchar contra los seguidores del camino capitalista es la tarea inmediata de la GRCP, no obstante que lo fundamental es resolver el problema de la concepción del mundo, es erradicar las raíces del revisionismo. Por lo tanto tenemos que comprender la luminosa GRCP y sus enseñanzas para la transformación ideologica (cambiar el alma, nota nuestra) y, en este sentido, asumir cabalmente el Maoísmo como la cuestión clave para que la clase pueda tomar el Poder, sustentada en un ejército popular capaz de defender el Nuevo Estado con el apoyo de las grandes masas populares.

Por eso, el Presidente Gonzalo  nos va a decir que de la GRCP ya venimos aplicando el cambiar la concepción del mundo y va a recalcar una vez más en el Tercer Pleno del CC del PCP, que lo que se necesita para llevar al triunfo la revolución democrática con guerra popular son "brazos campesinos con cabeza proletaria". Es decir, se trata de imponer la concepción de clase del proletariado en todos los terrenos.

Queremos agregar a esta introducción, en esta ocasión, que el PCP continua impulsando en el país y en el extranjero las dos campañas aunadas: La campaña por el maoísmo y la campaña por la defensa del Presidente Gonzalo y del pensamiento gonzalo. El PCP sujetándose firmemente a la Jefatura del Presidente Gopnzalo y el pensamiento gonzalo viene dando cumplimiento a la tarea pendiente de la reorganización general del Partido, y lo viene haciendo desarrollando la guerra popular y en lucha a muerte contra el nuevo revisionismo. Expresión concreta de todo ello es la exitosa aplicación del boicot por el PCP tanto en el Perú como en el extranjero.
 

A continuación la traducción oficial de la Declaración Conjunta:

 



¡Proletarios de todos los países, uníos!

¡Viva el 50° aniversario de la Gran Revolución Cultural Proletaria!
¡Viva la Revolución Proletaria Mundial! ¡Viva el maoísmo!

En este 1° de Mayo hacemos un llamado al proletariado y los pueblos oprimidos del mundo a celebrar el 50° aniversario de la Gran Revolución Cultural Proletaria (GRCP) en China. En la GRCP, como un gran faro estratégico, el Pensamiento Mao Tsetung se propagó intensamente y el Presidente Mao se convirtió en el jefe reconocido de la revolución mundial y generó una nueva etapa del marxismo-leninismo: el maoísmo.

Cinco décadas después que el Presidente Mao afirmó que “los imperialistas y todos los reaccionarios son tigres de papel”, el imperialismo ha caído más en su prolongada y profunda crisis. En un mundo cada vez más plagado de tormentas, las condiciones para hacer avanzar la revolución se tornan cada vez más favorables.

En la actual fase del imperialismo, la brutal concentración y centralización del capital alcanza niveles aún más pronunciados. Hoy, el 1% de la población mundial posee más riquezas que todo el resto de la población del mundo en su conjunto. Con la siempre creciente concentración del capital, en los últimos cinco años la riqueza de las 62 personas más ricas del mundo aumentó en 45%, mientras que la riqueza de “la mitad más pobre” cayó más de un 38%. Esta “mitad más pobre” está en su absoluta mayoría situada en los países oprimidos y el 33% sólo en India. Esta gran burguesía se concentra cada vez más en la superpotencia hegemónica: cinco años atrás, el 41% de los poseedores de la mayor parte de la riqueza mundial vivían en EE.UU, hoy lo hace el 46% de ellos. Debido a la creciente centralización del capital, por primera vez desde 1999, EE.UU. contabilizará más del 50% de los montos involucrados en las transacciones de carácter monopolista en todo el mundo.

En el polo opuesto, alrededor del mundo hay al menos 800 millones de personas viviendo en la extrema pobreza. Esta pobreza se expresa en forma más aguda en los países semifeudales, el 75% del total de las masas que viven en extrema pobreza son campesinos pobres. Alrededor de 750 millones no tienen acceso a agua limpia y 25% no tiene acceso a la electricidad. Cientos de millones de personas están siendo brutalmente afectadas por las guerras imperialistas, desplazamientos forzados, epidemias, inanición y desempleo brutal – incluso en países como Grecia la juventud desempleada supera el 50%.

El imperialismo, principalmente yanqui, desarrolla sus guerras imperialistas de saqueo y pillaje contra los países dominados, principalmente en el Oriente Medio: Afganistán, Irak, Libia, Siria, Irán, como la parte principal del botín del actual reparto imperialista, en el cual el imperialismo yanqui se esfuerza por profundizar y consolidar su condición de superpotencia hegemónica única, mientras el imperialismo ruso se esfuerza por mantener sus esferas de influencia y su condición de ser una superpotencia atómica. Así mismo, la China imperialista se empeña por tener una mayor parte del reparto y, de este modo, se pone cada vez más en contradicción con el imperialismo yanqui, la superpotencia hegemónica única. Entre los países imperialistas de Europa, la lucha por la hegemonía (principalmente entre Alemania y Francia) aún no está decidida, lo que lleva a las principales potencias a entrar en conflicto con los otros imperialistas.

La coalición imperialista dirigida por EE.UU, en pugna con Rusia, resulta en colusión para dividir y dominar a la nación Siria y el subcontinente entero (como para los recientes acuerdos entre Lavrov y Kerry) y está promoviendo toda clase de masacres y genocidios en nombre de la guerra contra el “terror”. Para ello están lanzando cortinas de humo, oponiendo a pueblos contra pueblos para dividir el frente antiimperialista.

Después de más de cinco años de guerra de agresión imperialista en Siria hay más de 470.000 muertos y alrededor de 2 millones de heridos. En cinco años la esperanza de vida en el país cayó de 70 años a 55,4 años. A estos números se agregan no menos de 5.350 personas que han muerto en 2015 tratando de emigrar.

La agudización de la contradicción principal de nuestra época – la contradicción entre naciones oprimidas e imperialismo – agudiza todas las otras contradicciones, tales como la contradicción interimperialista y la contradicción entre el proletariado y la burguesía en los países imperialistas.
El paso de Rusia a un papel activo en la guerra en Siria es parte de su lucha por defender sus intereses en Siria y Ucrania. Como parte de la disputa interimperialista por el dominio de la región, los gobiernos lacayos de Turquía y Arabia Saudita están cometiendo toda clase de provocaciones, haciendo el juego del imperialismo yanqui para devastar la región aún más y para aislar y derrotar a Irán – como muestra el episodio de la reciente decapitación de dirigentes chiitas. La disputa interimperialista no puede resultar en ningún beneficio para las masas, sino por el contrario, profundizará la dominación colonial y semicolonial, tal como lo estamos observando en Siria, Irak, Yemen y Libia.

Por esto, respecto a la lucha del pueblo Kurdo contra la dominación del Estado de Turquía y los países del Oriente Medio, afirmamos que únicamente la Revolución de Nueva Democracia con guerra popular, dirigida de forma omnímoda por partidos marxista-leninista-maoístas puede alcanzar la liberación de su pueblo y asegurar a las minorías nacionales su irrenunciable derecho a la autodeterminación – incluyendo su derecho a la completa separación.

Grandes olas de inmigrantes y refugiados están llegando a los países imperialistas de Europa, sacudidos por la crisis, como resultado de la guerra imperialista, en la cual estos países imperialistas europeos participan, y de la miseria y desesperación a las que están sometidos los pueblos oprimidos del Oriente Medio, Asia y África. A esto se debe sumar el desempleo masivo en el continente, especialmente entre los jóvenes.

Estas olas migratorias son parte del saqueo imperialista, porque los imperialistas necesitan incorporar cada año a cientos de miles de obreros inmigrantes para mantener sus economías y hacer frente al “déficit de población” en los propios países imperialistas. Alemania necesita incorporar anualmente 500.000 inmigrantes en su economía hasta el año 2060. Pero estos mismos imperialistas hacen propaganda de la “amenaza inmigrante” para estimular el chovinismo imperialista entre la población, promoviendo el fascismo para separar al grueso del proletariado de los proletarios inmigrantes y crear opinión pública para la guerra contra los pueblos y guerras de agresión imperialista.

La contradicción entre el proletariado y la burguesía se agudiza en la forma de contradicción entre las masas y los gobiernos y Estados imperialistas. Adicionalmente, la guerra imperialista está “de regreso  a casa”. Con los ataques en Paris y Bruselas, la burguesía imperialista europea, empezando por la francesa, pagó el costo de su participación activa en la guerra de saqueo en Siria, las intervenciones imperialistas en Libia, Mali, etc.

Mientras ellos extienden la guerra imperialista de dominación en el exterior, internamente libran una guerra contra las masas pobres de sus países. El imperialismo utiliza la guerra como un medio para resolver todo tipo de problemas. En nombre de la “guerra contra el terrorismo” imponen el Estado de Emergencia, la represión y la militarización de toda la sociedad e impulsan campañas reaccionarias de racismo y xenofobia contra los barrios inmigrantes.

Con la política de “ajustes y nuevas leyes laborales” continúan suprimiendo los derechos conquistados hace mucho tiempo por el proletariado e incrementando la explotación del trabajo asalariado. Millones de obreros, especialmente jóvenes, se toman las calles en fuertes protestas en Francia y otros países europeos.

El proletariado, las masas, dirigidas por comunistas, deben organizar la resistencia del proletariado y las masas contra la guerra interna y emprender resueltamente los preparativos para transformar las guerras imperialistas en guerras revolucionarias.

Para hacer esto desde las entrañas de la bestia imperialista, los comunistas están construyendo nuevos Partidos Comunistas Maoístas, haciendo esfuerzos para fundirse con las masas más hondas del proletariado, para ganar hegemonía ideológica en el movimiento revolucionario, haciendo frente a todas las ideologías no proletarias, con el propósito de movilizar, politizar y organizar a los sectores más explotados de la clase obrera y a las masas más pobres, para preparar y llevar a cabo a través de acciones el inicio y desarrollo de la guerra popular.

Los países oprimidos por el imperialismo son el centro de la tormenta y base de la revolución mundial. En India, Filipinas, Turquía y Perú, los campesinos que son la fuerza principal de la Revolución de Nueva Democracia, se levantan para defender sus tierras por medio de la Revolución Agraria y vencen los planes de vaciamiento del campo llevados adelante por el capitalismo burocrático engendrado por el imperialismo.

En India, la guerra popular desarrollada por el PCI (Maoísta) ha sobrevivido a las campañas de cerco y aniquilamiento del enemigo, imponiendo derrotas al imperialismo y a toda la reacción, y es un gran ejemplo para las masas de todo el mundo en relación al camino a seguir. Cientos de millones de campesinos se unen a las masas de obreros indios – levantados en guerra popular bajo la dirección del PCI (Maoísta) – esta es una gran fuerza para el proletariado mundial.

El viejo Estado de la India, encabezado por la camarilla reaccionaria de Modi, promueve la masacre de campesinos adivasi, arrestos en masa en el campo y las ciudades y la persecución de dirigentes revolucionarios y personalidades democráticas como parte de su guerra contra el pueblo y un intento desesperado por detener la revolución. De esta forma los reaccionarios indios revelan el verdadero carácter del gobierno y el Estado de la India y su falsa democracia.

Mediante el desarrollo de la guerra popular y la unión de las luchas de liberación nacional con la Revolución de Nueva Democracia, el PCI (Maoísta) previene la división de las masas. Están venciendo el nuevo revisionismo; son un ejemplo para el Movimiento Comunista Internacional.

Como parte del desarrollo desigual de la situación revolucionaria en el mundo, la bancarrota de los gobiernos oportunistas en Brasil, Argentina, Ecuador, Venezuela, etc., es parte de la crisis del revisionismo electorero y abre grandes posibilidades para el movimiento proletario revolucionario.

En Brasil la profunda crisis política y económica del capitalismo burocrático hizo añicos la propaganda oficial que buscaba presentar a Brasil como una nueva “potencia emergente” (“BRICS” como una nueva perspectiva para el mundo, etc.). En medio de la crisis económica, los partidos políticos tradicionales y los nuevos partidos políticos, representando diferentes fracciones de clase, se enfrentan en una lucha interminable para ver quién se queda al mando de la vieja maquinaria estatal burocrática. Y aunque la bancarrota del oportunismo despertó una nueva ola anticomunista, los levantamientos campesinos, junto con las luchas en las ciudades, prometen sacudir todo el viejo orden y elevar la lucha de clases a nuevos niveles.

Estos hechos desenmascaran el nuevo revisionismo del PCPMOVADEF/PCPMLM en el Perú, de Prachanda y Avakian que pretenden negar la validez del análisis de Lenin y Mao, separando las dos grandes corrientes del Movimiento Comunista Internacional: el Movimiento de Liberación Nacional de los pueblos oprimidos y la Revolución Proletaria, cuya unidad es garantizada por los Partidos Comunistas.

Más que nunca la tarea urgente del movimiento marxista-leninista-maoísta es combatir el actual estado de dispersión en la Movimiento Comunista Internacional, luchando por una Conferencia Internacional Unificada de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninista-Maoístas. Persiguiendo esta tarea serviremos a establecer, a través de la lucha de dos líneas, nuevos niveles de coordinación entre las fuerzas maoístas alrededor del mundo que desencadenará en nuevas guerras populares y potenciará el movimiento antiimperialista bajo la hegemonía del proletariado revolucionario.

¡Celebrar los 50 años de la Gran Revolución Cultural Proletaria!

Desarrollada y dirigida por el Presidente Mao Tsetung, la GRCP fue la etapa más avanzada, el nivel más alto de la Revolución Proletaria Mundial. Planteó y resolvió el problema de cómo conducir la lucha de clases bajo las condiciones de la dictadura del proletariado, como continuar la revolución bajo el socialismo y hacer avanzar la sociedad hacia el comunismo después del ascenso y triunfo de la restauración capitalista en la URSS (1956), previniendo por 10 años la restauración capitalista en China.

La GRCP, movilizando a cientos de millones de masas en defensa de la dictadura del proletariado, fue el más demoledor y aplastante golpe a la ideología, política y cultura burguesas, armando al proletariado internacional con el Pensamiento Mao Tsetung, que devino en maoísmo.

El Presidente Mao Tsetung estableció que la lucha contra los seguidores del camino capitalista es la tarea inmediata de la GRCP, sin embargo, que lo fundamental era resolver el problema de la concepción del mundo: es la cuestión de la extirpación de las raíces del revisionismo. Por ello debemos asir la luminosa GRCP y sus enseñanzas para la transformación de la ideología y, en este sentido, asumir completamente el maoísmo como la clave para que la clase conquiste el Poder, sustentada en un ejército popular capaz de defender el Nuevo Estado con el apoyo de las amplias masas.

Cincuenta años después del inicio de la GRCP el poderoso viento del este continúa soplando para barrer el imperialismo de la faz de la tierra. Las gloriosas guerras populares de India, Perú, Filipinas y Turquía amenazan con incendiar toda la pradera. Estas guerras populares, a pesar de miles de dificultades, están demostrando que los bandidos imperialistas son los verdaderos terroristas, que las masas populares son las verdaderas heroicas constructoras de un mundo nuevo, que los imperialistas y todos los reaccionarios son tigres de papel y que las masas son todopoderosas.

En este 1° de Mayo, en un mundo cada vez más tormentoso y desafiante, celebrar la GRCP es seguir nadando contra la corriente, desafiando el viento y la marea con profundas luchas ideológicas y políticas por defender el maoísmo en la lucha del proletariado internacional por la conquista del Poder. ¡Los comunistas en todo el mundo deben asumir su papel con actos de guerra contra el imperialismo para poner el maoísmo como mando y guía de la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial y barrer el imperialismo de la faz de la tierra!

Celebramos el inicio de la lucha por poner el maoísmo como mando y guía de la revolución proletaria mundial para barrer el imperialismo de la faz de la tierra, un desafío que requiere resolver la tarea pendiente y retrasada de constituir y reconstituir Partidos Comunistas Marxista-Leninista-Maoístas en todo el mundo para desencadenar la guerra popular en la mayoría de países posible.

¡Abajo la guerra imperialista, viva la guerra popular!
¡Por una Conferencia Maoísta Internacional Unificada y un nuevo Centro Maoísta Internacional!
¡El imperialismo y todos los reaccionarios son tigres de papel!

1° de Mayo de 2016
Firman:
Colectivo de Maoístas Iraníes
Comité de Construcción del Partido Comunista Maoísta de Galicia – Estado Español
Comité para la Fundación del Partido Comunista (Maoísta) de Austria
Núcleo Comunista de Nepal
Partido Comunista de Afganistán (Maoísta)
Movimiento Comunista de Serbia
Partido Comunista de Brasil Fracción Roja – P.C.B. (FR)
Partido Comunista del Ecuador Sol Rojo – PCE (SR)
Partido Comunista de India (Maoísta)*
Partido Comunista de Turquía / Marxista-Leninista – TKP/M-L*
Democracia y Lucha de Clases - Estado Británico
Revista Posición de Clase – Alemania
Grupo Comunista Maoísta – Estados Unidos
Movimiento Comunista Maoísta de Túnez
Partido Comunista Maoísta – Francia
Partido Comunista Maoísta – Italia
Partido Comunista de Manipur
Grupo Maoísta Shouresh – Irán (MGS) (*)
Organizacióno Maoísta para la Reconstitución del Partido Comunista de Colombia
Liga Revolucionaria Maoísta – Sri Lanka
Comité para la construcción del Partido marxista-leninista-maoísta (Alemania) MLM-PAK
Movimiento Popular Perú (Comité de Reorganización)
Fracción Roja del Partido Comunista de Chile
Partido Comunista Revolucionario Canadá - (PCR-RCP Canada)
Frente Revolucionario del Pueblo MLM de Bolivia -FRP MLM
Servir al Pueblo – Liga Comunista de Noruega
Servir al Pueblo – Sheisau Sorelh - Occitania – Estado Francés
Voces Obreras – Malasia

* Por dificultades de comunicación, todavía se aguarda por la firma oficial