Freitag, 12. Mai 2017

PERÚ: DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DEL LLAMADO PODER JUDICIAL CONFIRMAN QUE LA “CONDENA” A FUJIMORI POR DELITOS DE LESA HUMANIDAD FUE SOLO UNA PATRAÑA PARA TRATAR DE LIMPIAR AL VIEJO ESTADO GENOCIDA Y HACERSE LOS QUE CUMPLEN CON EL DERECHO INTERNACIONAL



El actual presidente del llamado Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, declaró al diario El Comercio e11 de mayo de 2017, que la "condena" o "fallo de Alberto Fujimori es por homicidio (…) sostuvo que calificación de lesa humanidad fue una "alusión" que se colocó en los fundamentos que la parte resolutiva del fallo que condenó al ex presidente Alberto Fujimori, por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta, dice solo “homicidio calificado (...) Explicó entonces que, los fundamentos que se realizan en torno a la calificación de lesa humanidad “son solo una alusión(...) Como se recuerda, Duberlí Rodríguez integró la sala suprema que ratificó la condena en contra del Fujimori".
 
El Juez que fabricó esta patraña reaccionaria para favorecer al genocida, fascista y vendepatria Fujimori, fue el juez San Martín. Como ya lo habíamos denunciado hace tiempo, el fiscal del caso, el aprista Pelaez Bardalles, no formuló acusación por lesa humanidad al genocida Fujimori en componenda con el Juez San Martín, quien presidia el Tribunal de primera instancia; él fue quien no mandó enmendar la acusación fiscal y adecuar el proceso a la calificación que correspondía de acuerdo al propio derecho peruano e internacional; abriendo así la puerta falsa para que el genocida Fujimori pueda acceder a todos los "beneficios" que conceden sus leyes a los condenados por delitos comunes, incluido el indulto, y el tratamiento de privilegio que recibe en su fortaleza-palacio-"cárcel". Cómplice de todo esto son las ONGs de los llamados derechos humanos y sus abogados tan "prestigiados". Lo cometido por este juez San Martín y luego ratificado en calidad de juez de tribunal de segunda instancia por este "enano jurídico" Duberlí Rodríguez no es ninguna falla menor; cualquier practicante de derecho sabe que estas son las formalidades mínimas de acusación-proceso y sentencia, que en esta sólo se pueden resolver los extremos de la acusación, sobre la base de todos los actuados. Entonces estos representantes del "poder judicial", del órgano judicial del viejo Estado terrateniente-burocrático al servicio del imperialismo cumplieron con lo dispuesto por los que mandan en el país de fabricar una condena para limpiar a Fujimori y a todos los genocidas responsables de crímenes sólo comparables a los cometidos por la nazis y los que cometen los imperialistas contra los países oprimidos del Medio Oriente, etc.
 
 
El Juez San Martín es el mismo que mandó archivar el proceso contra el fascista, genocida y vendepatria ex-presidente Humala (Capitán Carlos, ver noticia abajo y en los medios) y el presidente del pj Duberlí Rodríguez es el mismo que ha salido a defender al corrupto San Martín por la prevaricación en este caso y que antes, como el mismo ha declarado, confirmó la sentencia fraudulenta a favor de Fujimori dictada en primera instancia por el mismísimo San Martín. Todo lo demás solo son enjuagues por disputas entre los mismos reaccionarios hasta que se pongan de acuerdo para entrar en nuevas disputas y escándalos. Hoy día están peleando Humala con García, Kuczynki, los Fujimoris, etc. porque cada uno quiere ver resuelto primero su caso y rápido, ninguno quiere seguir cargando los genocidios y sus escándalos por robo al erario público, etc. y por eso se acusan unos a otros y se coluden unos contra otros, eso hace recordar a Bizancio, signos claros de hundimiento y podredumbre. Es pleito entre genocidas, fascistas y vendepatrias y al final todos ellos están protegido para permanecer impunes por el viejo Estado genocida y sus juececillos y fiscales.

Por eso es ley el pueblo, que sólo el pueblo hace justicia al pueblo y sólo se hace con guerra popular. Con guerra popular se hace la revolución de nueva democracia destruyendo el viejo Estado genocida y castigando a los genocidas civiles y militares. Con guerra popular se conquistan los derechos del pueblo opuestos y contrarios a los "derecho humanos" de la burguesía.

Este nuevo escándalo siniestro de los genocidas supera toda imaginación. Abajo leer la nota periodística de El Comercio y luego una parte de las declaraciones de Zaffaroni de Argentina, un jurista liberal burgués, en el caso de una ley de impunidad a favor de los genocidas de la Junta Militar de los 70 del siglo pasado.
 
Zaffaroni sostiene: "
En cualquier delito, ordinario o de lesa humanidad (...)La única diferencia es que en los crímenes de lesa humanidad ese criterio no puede traducirse en impunidad ni encubrir una amnistía, un indulto o una conmutación. Está prohibido por el derecho internacional establecido en tratados que obligan a la Nación y que están incorporados a la propia Constitución Nacional.
 
Sigue la nota periodística del escándalo:
 
Jueves 11 de mayo del 2017 | 13:07
Presidente del PJ: Fallo de Alberto Fujimori es por homicidio
Duberlí Rodríguez sostuvo que calificación de lesa humanidad fue una "alusión" que se colocó en los fundamentos
 
Duberlí Rodríguez comentó que Alberto Fujimori fue condenado por homicidio y que lesa humanidad fue una alusión. (Archivo El Comercio)
 
El presidente del Poder Judicial, Duberli Rodríguez, sostuvo que la parte resolutiva del fallo que condenó al ex presidente Alberto Fujimori, por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta, dice solo “homicidio calificado”.
 
Explicó entonces que, los fundamentos que se realizan en torno a la calificación de lesa humanidad “son solo una alusión”.
 
La condena de primera instancia, allí dentro de los fundamentos se hizo alusión a temas de lesa humanidad, pero en la parte en la parte resolutiva se condena por delito de homicidio calificado y se impuso la pena que ya es conocida”, indicó Rodríguez.
 
De esta manera, se pronunció en torno a la sentencia que se emitió el Poder Judicial en contra del ex mandatario en el 2009.
 
Como se recuerda, Duberlí Rodríguez integró la sala suprema que ratificó la condena en contra del Fujimori Fujimori.
 
Sin murallas
De otro lado, descartó que su institución esté en contra de que se reabra la investigación en contra del ex presidente Ollanta Humala por el Caso Madre Mía, tras la aparición de nuevos audios donde se advierte la compra de testigos en el proceso.
 
Durante una conferencia de prensa, el juez supremo defendió el comunicado que emitió la Sala Plena del PJ defendiendo al juez supremo César San Martín y aseverando que cuando se procesó a Humala, los audios no existían.
 
En ningún momento el acuerdo de la Sala Plena está poniendo una muralla para que no se investigue los hechos que ya se han conocido”, dijo.
 
Explicó entonces, que los magistrados resuelven sobre la base de lo que está en el expediente y lo que no está en el expediente no puede ser evaluado.
 
Lo que aparece después dará objeto a otras investigaciones como entiendo que lo está haciendo ya la fiscalía y dará lugar a que se reabra o no el caso, es un tema que lo verá en su momento las autoridades del Ministerio Público como los jueces, si eventualmente son requeridos”, advirtió.
 
 
 
Por tanto, pidió respetar el fallo de los magistrados ya que, si en el caso no hubo acusación contra Humala, no podía ser juzgado.
 
El principio acusatorio, ¿qué significa?, que sin acusación no hay juicio. ¿Y, quién hace la acusación?, el fiscal. Si los fiscales no acusan, los jueces no pueden hacer de fiscales, entonces ¿qué pueden hacer? Simplemente sobreseer”, concluyó.
 
NOTA NUESTRA A LOS SUBRAYADOS NUESTROS:
 
Lo que no dice este cínico y taimado juececillo Duberlí Rodríguez es que ellos mismos se escondieron estas pruebas por eso no aparecieron en el expediente y son ellos que por eso no sustanciaron estas pruebas, que si no fuera por la contradicción existente entre los mismos genocidas, no habrían aparecido nuevamente. Esconden las pruebas para favorecer a los genocidas y luego dicen no están en el expediente, no consta (San Martín) y aplicar "lo que no esta en el expediente no está en el mundo". Duberlí es conocido cómplice de genocidios, como diputadio de izquierda unida e hincha acérrimo de Alán García, en su calidad de la comisión de derechos humanos de la cámara de diputados" entre 1985 y 1990, fue cómpülice y no denunció los genocidios del pabellón británico en octubre  de 1985 y de las LTC el 19 de junio de 1986, como lo hizo con todos los genocidios cometidos por el gobierno aprista y sus fuerzas armadas durante todo ese período.
 
 
Diálogo con E. Raúl Zaffaroni sobre el fallo de la Corte y ... - Pagina 12
11 de mayo de 2017  |  El país
Diálogo con E. Raúl Zaffaroni sobre el fallo de la Corte y el desenlace
La realidad supera la imaginación”
El ex ministro de la Corte Suprema valora el sentido político de la decisión parlamentaria pero evita entrar en conjeturas sobre el futuro. En cambio, revisa en detalle la sentencia que desató el gran impacto social.
(Imagen: Sandra Cartasso)
 
Por Martín Granovsky
 
¿No tiene precedentes la ley sancionada o no los tiene el proceso completo iniciado con el fallo de la Corte Suprema del 3 de mayo?
 
El proceso completo.
 
¿Por qué?
 
Pido disculpas si no doy más detalles, pero quiero reflexionar profundamente acerca de las posibles consecuencias de todo lo que sucedió. No quiero improvisar. Es un caso en el que la realidad supera la imaginación de laboratorio. Veremos qué ocurre en el futuro.
 
¿Qué es lo que supera la imaginación?
 
Es insólito el fallo de la Corte. Son insólitas sus derivaciones.
 
Arranquemos desde la sentencia que votaron en mayoría los ministros Elena Highton, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti. ¿Es posible aplicar retroactivamente una ley penal más benigna en caso de crímenes de lesa humanidad?
 
Los procesos por delitos de lesa humanidad llevados a cabo en nuestro país nunca fueron “juicios excepcionales”, sino realizados conforme a las leyes penales y procesales ordinarias y por los jueces naturales, lo que prácticamente no tiene precedente en el mundo y dota a esos procesos y sentencias de una incuestionable legitimidad. En cualquier delito, ordinario o de lesa humanidad, si hubiese que aplicar una ley penal más benigna o no aplicar una ley posterior más gravosa habría que hacerlo. Así lo manda la Constitución. La única diferencia es que en los crímenes de lesa humanidad ese criterio no puede traducirse en impunidad ni encubrir una amnistía, un indulto o una conmutación. Está prohibido por el derecho internacional establecido en tratados que obligan a la Nación y que están incorporados a la propia Constitución Nacional.