Samstag, 15. Juli 2017

Análisis y Opinión BOLIVIA: Solidaridad con los detenidos antiimperialistas en Hamburgo

Solidaridad con los detenidos antiimperialistas en Hamburgo

afp_qe4gq_20170707174419-kzae-u423952985789lwe-992x558lavanguardia-web
Foto: Internet
Análisis y Opinión
En los días recientes, con motivo de la reunión de países imperialistas en el G-20 en Alemania, se desarrollaron gigantescas protestas por parte del pueblo alemán y activistas antiimperialistas en contra de los planes nefastos de los gobernantes de estos países. Las manifestaciones provocaron la represión brutal de parte de los organismos represivos del Estado imperialista alemán.
Las fuerzas imperialistas habían convertido la ciudad de Hamburgo en una fortaleza para proteger a los representantes reaccionarios, pero la combatividad de las masas rebasó los límites impuestos por el gobierno alemán, llamó a éstos “terroristas islamistas” incluso pidió a la Unión Europea ayuda para detenerlos. Lo que disgustaba a las autoridades alemanas es que la solidaridad internacional antiimperialista se exprese a través de militantes de muchos países europeos, entre los que habían franceses, italianos, españoles, rusos, holandeses, austriacos, suizos, en incluso militantes de nacionalidades que son parte de los pueblos oprimidos como los turcos.
A diferencia de lo que mueve a los reaccionarios al ver esta diversidad de nacionalidades, lo que vemos los revolucionarios es una expresión del internacionalismo, muy necesario y urgente en nuestros días para aunar la lucha conjunta en contra de este enemigo de la humanidad como es el imperialismo y todos sus lacayos.
La razzia imperialista no se ha hecho esperar, el 8 de julio, las autoridades alemanas, con sus fuerzas especiales y más de 100 policías atacaron con vandalismo, algo que los reaccionarios practican muy bien pero acusan a las masas de tal delito, el Centro Internacional B5 con el objetivo de detener a activistas antiimperialistas.
Según la página Dem Volke Dienen (Servir al pueblo), la unidad BFE de Baja Sajonia, movilizó a más de 100 policías de las fuerzas de élite junto a agentes de desactivación de explosivos que ingresaron violentamente a las oficinas del Centro Internacional e irrumpieron con la misma violencia a otros locales contiguos que no guardan relación alguna con el centro como una Cooperativa de Centro de Alimentos y un cine vecino B-Movie.
La agresión se desarrolló sin orden y con especial violencia, todos los asistentes fueron detenidos, golpeados y enmarrocados, no se les permitió la asistencia legal ni médica, los servicios secretos buscaron evidencias pero no encontraron nada, aunque no se sabe si pudieron haber plantado algo, lo que vieron los abogados después del allanamiento fueron puertas rotas y cosas tiradas, la prensa difundió una información falsa sobre que habían hallado algún material explosivo cosa que fue rechazada por los activistas como una mentira.
Como señala la página Dem Volke Dienen, los activistas que se reúnen en el centro internacional tienen la tarea de borrar de la faz de la tierra actividades como las del G-20 y acabar con el imperialismo, una tarea con la que estamos totalmente de acuerdo y tarea a la cual aportamos con nuestro grano de arena.
Expresamos nuestra más alta solidaridad a estos militantes antiimperialistas y llamamos a que todos los antiimperialistas hagan lo mismo, nos sumamos a su lucha que es la nuestra y compartimos su sacrificio que también es el nuestro.

Sobre los autores de esta nota:  Análisis y Opinión de Bolivia es un espacio de análisis y crítica revolucionaria sobre los hechos importantes que suceden en nuestro país y en el mundo. Su compromiso es con los sectores populares.